Domingo 30/04/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Pais Vasco

Congreso de Ernai, organización sucesora de Segi

Un portavoz de Sortu, a sus juventudes: “Nos falta ganar la guerra”

Arkaitz Rodríguez alabó a quienes “dieron comienzo a una nueva fase de lucha hace 60 años”, cuando se creó ETA

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La organización juvenil de la izquierda abertzale, Ernai, celebró en la localidad vizcaína de Erandio su congreso, en el que reunió a 1.200 militantes. Entre quienes tomaron la palabra en este encuentro estuvo Arkaitz Rodríguez, portavoz y responsable de Acción Política del partido Sortu.

El portavoz de Sortu, Arkaitz Rodríguez, en el congreso de Ernai. El portavoz de Sortu, Arkaitz Rodríguez, en el congreso de Ernai.

Ernai se presentó en 2013 como la rama juvenil del entramado de la izquierda abertzale, meses después de que en 2012 se hubiera disuelto Segi. Esta era la última marca juvenil de Batasuna, que había ido las distintas ilegalizaciones y operaciones policiales cambiando de nombre: Jarrai, Haika, Segi... y ahora Ernai, que en euskera significa algo así como “atento”, “en guardia”, “despierta”.

Esta organización reunió a sus bases el pasado fin de semana en Erandio, Vizcaya. Allí tomaron la palabra diversos dirigentes de Ernai, pero no sólo: también fue invitado Arkaitz Rodríguez, portavoz de Sortu.

Este partido, heredero ya legal de la ilegalizada Batasuna, nombró recientemente como portavoz a Arkaitz Rodríguez: uno de los detenidos junto con Otegi cuando con “Bateragune” trataban de reconstruir el aparato político de ETA por orden de la dirección de la banda.

Rodríguez tomó la palabra para saludar a los militantes de Ernai de parte del Consejo Nacional de Sortu. Les agradeció “la ilusión, la alegría, la pasión, el compromiso, la determinación” que demostraban, “ingredientes imprescindibles para la liberación de Euskal Herria y la creación de un mundo nuevo”.

Les alentó asegurando que los ahora militantes abertzales de Ernai son “la generación que puede lograr la independencia”, y se felicitó: “Hemos superado una fase entera en el proceso de liberación, y hemos ganado una batalla funtamental: la paralización de la asimilación de Euskal Herria. Hemos llevado al régimen del 78 a una crisis profunda. Y hemos construido una mayoría que reconoce carácter nacional de Euskal Herria y que está a a favor del derecho a decidir”.

Ahí, Arkaitz Rodríguez echó mano de un lenguaje más beligerante, casi bélico, al afirmar que esa era una victoria de los independentistas vascos durante las últimas de´cadas: “Sin embargo, ahora nos falta ganar la guerra”, afirmó, “y ganar la guerra significa hacer realidad el cambio político y la creación de un estado propio”.

Una nueva fase de lucha hace 60 años...”

Los ahora dirigentes de Sortu, que para ser legal declaró su rechazo a la violencia, suelen alentar a sus simpatizantes recordando la “lucha”: en algunas ocasiones han entrado en terrenos más polémicos al reivindicar de una forma más o menos velada los años de terrorismo de ETA.

En esta ocasión, Arkaitz Rodríguez destacó que “sin la juventud no habría existido un proceso de liberación. Porque fueron jóvenes quien dieron comienzo a una nueva fase de lucha hace 60 años”: y fue hace casi 60 años (en 1959) cuando los jóvenes disidentes del PNV que formaban el colectivo Ekin fundaron ETA y se lanzaron a cometer atentados para conseguir la independencia de “Euskal Herria” y el socialismo.

Eso sí, el portavoz de Sortu resumió esos años en los jóvenes que “hicieron frente a décadas de represión, quienes cerraron Lemoiz, quienes acabaron con el servicio militar... En gran medida también fueron jóvenes quienes plantaron cara a la era de la ilegalización”.

Y animó a los militantes de Ernai a reactivar la movilización para crear “un movimiento independentista firme”, que consiste en “la confrontación y la desobediencia pacíficas, que no dejan de ser finalmente confrontación y desobediencia. Hemos cambiado nuestros zapatos pero avanzamos por el mismo camino”.