Martes 24/10/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

El Confidencial Autonómico

La absorción de Caja Castilla-La Mancha por Cajastur se traduce en el cierre de 23 oficinas y el despido de 450 trabajadores

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La creación del Banco Caja Casilla-La Mancha, tras la absorción de CCM en por Cajastur, provocará el cierre de 23 oficinas en la región y el despido de 450 trabajadores. La dirección de la entidad llevará a cabo esta tarea en los próximos meses. El Banco CCM comenzó a operar comercialmente el 30 de septiembre, una vez culminado el proceso de integración en la entidad del Grupo Cajastur de los activos bancarios de la Caja de Castilla-La Mancha. La nueva entidad ha iniciado su actividad con un patrimonio neto de 807 millones de euros, que supone un capital superior al 8 por ciento y con una buena posición de liquidez. CCM, al cierre del primer semestre, tenía una inversión crediticia de 20.658 millones de euros. Los directivos de Banco Caja Castilla-La Mancha diseñaron un plan de ajustes para recuperar a la antes maltrecha CCM, basado en la reducción de costes y a orientar su negocio al comercio minorista y a las PYMES en Castilla-La Mancha. En ese plan estaba incluido el cierre de sucursales que, según ha podido saber El Confidencial Autonómico, se producirá a lo largo de este añ0 2011. Voces conocedoras del calendario de actuación de la entidad confirman a este diario que la dirección ha decidido cerrar un total de 23 oficinas en la región, lo que supondrá la baja de 450 empleados de la antigua CCM. De momento, los empleados no han sido informados sobre qué oficinas serán cerradas, por lo que aún no conocen si serán ellos los que deban abandonar el trabajo o no.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·