Viernes 24/11/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Andalucía

Gibraltar habilita un sistema para reunir las quejas por los atascos en el acceso de conductores y turistas al Peñón. Quieren centralizarlas para iniciar un proceso legal ante la Comisión Europea

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El Ejecutivo gibraltareño inaugurará el jueves un 'mostrador de ayuda para las quejas fronterizas'. El objetivo de esta oficina es reunir todas las protestas, de ciudadanos de cualquier nacionalidad, que se hayan visto "perjudicados" por las colas de acceso al Peñón. Toda la documentación que reúnan será susceptible de formar parte de un proceso legal ante la Comisión Europea.

En una nota oficial (en inglés) a la que ha tenido acceso El Confidencial Autonómico, el Ejecutivo gibraltareño anuncia la puesta en marcha de un nuevo “procedimiento” para atender “a todas las personas que hayan sufrido las colas en la frontera o que deseen quejarse”.

A partir del jueves, empezarán a recoger en un ‘mostrador de ayuda para quejas fronterizas’ –Frontier Complaints Help Desk–, situado en el Aeropuerto, todas las propuestas de quienes se vean afectados por los atascos en los accesos al Peñón, sin importar la nacionalidad.

Con esa documentación, el Gobierno local quiere realizar “estadísticas más precisas” y, de ser necesario, preparar “un proceso legal” ante la Comisión Europea. Quienes no puedan acudir en persona, tienen a su disposición un correo electrónico y un teléfono: frontiercomplaints@gibraltar.gov.gi y (00350) 2001 1777.

La media de espera para entrar a Gibraltar desde La Línea está estos días entre las dos y tres horas. Tal y como ya contó este confidencial, en los últimos días las autoridades gibraltareñas habían denunciado que se producían “demoras de casi seis horas” mientras se registraban “temperaturas de 30 grados” en los accesos al Peñón. Para paliar la situación, necesitaron de la intervención de la policía del Peñón, la ‘Royal Gibraltar Police’, y decenas de voluntarios.

Una nueva ofensiva táctica

La pasada primavera aparecieron en el lado inglés de la Verja varios carteles que alertaban a quienes transitan los accesos a Gibraltar de que aquellos que se sintieran “agraviados” por las colas podían elevar sus quejas al Ministerio de Asuntos Exteriores de España o a la Comisión Europea.

En esos letreros, las autoridades gibraltareñas se exculpaban ante cualquier retraso en las colas para entrar y salir del Peñón. También aportaban los números de teléfono para que los conductores pudieran denunciar los tiempos de espera al Gobierno español.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·