Viernes 20/10/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Andalucía

Las subvenciones de Manuel Chaves a su hija. El PP recurrirá al Supremo para reabrir el caso después de que la Cámara de Cuentas andaluza haya detectado irregularidades en los contratos

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

A finales de enero de 2009 la Junta de Andalucía, presidida entonces por Manuel Chaves, concedió una ayuda de 10 millones de euros a Matsa, empresa de la que su hija Paula era apoderada. Un informe publicado por la Cámara de Cuentas de Andalucía puede hacer que el asunto vuelva a los tribunales, ya que ha detectado "varias irregularidades contables" en esta compañía minera. El PP de Andalucía ya está trabajando para retomar el contencioso que interpuso en su día en el Tribunal Supremo para que Chaves "asuma responsabilidades".

Un informe de fiscalización de la Cámara de Cuentas andaluza ha recuperado una polémica surgida a comienzos de 2009, relacionada con la empresa Minas de Aguas Teñidas SA (MATSA). Según el informe, existieron “discrepancias” en la gestión de contratos y ayudas –una de ellas, de más de 10 millones de euros– que favorecieron los intereses de esta compañía, cuya apoderada era Paula Chaves, hija del entonces presidente de la Junta de Andalucía, el socialista Manuel Chaves.

Según ha podido saber El Confidencial Autonómico, el PP de Andalucía está trabajando para reabrir el contencioso por prevaricación y tráfico de influencias que interpuso en su día contra el ex presidente. Tal y como explican fuentes ‘populares’, Chaves debió haberse desmarcado en la concesión de esa subvención de 10 millones de euros a MATSA.

“La Ley de Incompatibilidades obligaba a Chaves a inhibirse, pero no lo hizo”, explican fuentes del PP andaluz. “Por eso vamos a retomar el asunto ante el Tribunal Supremo”, indican, “ahora que la Cámara de Cuentas ha sacado a la luz esas irregularidades”.

La Agencia IDEA, MATSA y los Chaves

Los datos sobre la gestión de MATSA se inscriben dentro de la actividad de la Agencia IDEA –relacionada con los casos ‘Bahía competitiva’ e ‘Invercaria’– y ponen de manifiesto que existieron cambios legales para favorecer a esta empresa.

Desde el PP describen estos mecanismos como la elaboración de “un ‘traje a medida’ para que MATSA recibiera el dinero”, justo dos meses antes de que se concediera la ayuda en 2008. “Hemos preguntado en el pleno si la Junta iba a hacer alguna valoración sobre el tema y hemos obtenido la callada por respuesta”, explican desde el grupo parlamentario del PP.

Denuncian que los socialistas guardan “un silencio intolerable” ante el hecho de que Paula Chaves solicitara y cobrara una subvención – un incentivo de 10.093.472,7 euros– “aprobada por su propio padre”, remarcan. “Al principio se les iba a conceder una ayuda de 6 millones”, tal y como recoge la Cámara de Cuentas, “y no se sabe cómo subió hasta los 10 millones”.

“No se puede permitir que los miembros de la familia de Chaves se hayan convertido en ‘conseguidores’ de dinero público para empresas privadas en Andalucía”, añaden los ‘populares’. También denuncian que la “falta de transparencia” ha sido una “constante” en estos últimos años y esperan que este expediente esté pronto de nuevo en los Tribunales.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·