Domingo 22/07/2018. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Andalucía

La presidenta necesita al menos la abstención

Las ofertas del PSOE al PP para que facilite la investidura de Susana Díaz

Andalucía

Propuso a los populares la vicepresidencia primera del Parlamento, más cargos institucionales y mayor subvención para el grupo

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Casi un mes después de las elecciones autonómicas, el nuevo Parlamento de Andalucía se constituye el jueves 16 de abril. Las conversaciones del PSOE con el resto de partidos para constituir la Mesa de la cámara han discurrido en paralelo a las negociaciones para que algún partido facilite la investidura de Susana Díaz.

Susana Díaz recibe a Juanma Moreno (PP) tras las elecciones andaluzas del 22 de marzo. Susana Díaz recibe a Juanma Moreno (PP) tras las elecciones andaluzas del 22 de marzo.

En su ronda de contactos con los candidatos de los partidos que han conseguido escaños en el Parlamento andaluz, Díaz recibió al presidente del PP andaluz, Juanma Moreno. El candidato popular señaló que estaba dispuesto a hablar de facilitar la investidura de la ganadora de las elecciones si ese apoyo tácito -con una abstención en segunda votación- lo devolvía el PSOE tras las elecciones municipales en los ayuntamientos andaluces en los que gane el PP pero sin mayoría absoluta.

Tras no llegar a un acuerdo, socialistas y populares han vuelto a reunirse para negociar la composición de la Mesa del Parlamento. Este órgano es el que se “gobierna” la cámara, califica y ordena las iniciativas parlamentarias, y se elegirá en la primera sesión de la nueva legislatura.

Al menos hasta la noche del miércoles 15, las delegaciones de PSOE y PP no habían llegado a ningún acuerdo para conformar este órgano que cuenta con siete miembros.

El PSOE quiere la abstención “a toda costa”

Fuentes del Partido Popular de Andalucía explican a El Confidencial Autonómico que los socialistas se mantienen firmes en su empeño de tener tres representantes en la Mesa -incluido el presidente-, mientras que los otros cuatro partidos con diputados quedarían con uno cada uno: uno PP, uno Podemos, uno Ciudadanos y uno Izquierda Unida.

Los populares se niegan a tener los mismos representantes que IU, a la que cuadriplican en votos y le sacan 28 diputados de diferencia. La propuesta del PP era ampliar la Mesa a ocho miembros para tener tres el PSOE, dos el Partido Popular y uno cada uno el resto de partidos.

Según ha sabido ECA, en estas reuniones los representantes del PP (la secretaria general Loles López y el portavoz parlamentario Carlos Rojas) recibieron varias ofertas “generosas” para conformar la Mesa. “Quieren a toda costa que nos abstengamos para que Susana Díaz sea presidenta, por eso nos ofrecieron cualquier cosa a cambio”, revelan fuentes populares conocedoras de las conversaciones entre los dos partidos más votados.

A cambio de su compromiso de facilitar la investidura de Díaz como presidenta de la Junta de Andalucía con una abstención en la segunda votación, los socialistas ofrecieron al PP la vicepresidencia primera del Parlamento de Andalucía.

En la anterior legislatura, el presidente de la cámara fue del PSOE y el vicepresidente primero de Izquierda Unida. El Partido Popular se quedó con la vicepresidencia segunda, que ostentó Esperanza Oña, pese a ser la formación con mayor número de escaños (50 de 109). Ahora, desde el PSOE se mostraron dispuestos a ceder ese cargo de vicepresidente primero a los populares.

Más cargos institucionales para el PP

Además, según aseguran fuentes conocedoras de las negociaciones PSOE-PP, los socialistas “tentaron” a los populares con otros cargos. Tras la constitución del Parlamento los diputados autonómicos van a tener que decidir en los próximos meses la nueva composición de numerosos organismos e instituciones regionales: desde el Consejo de Administración de Radio y Televisión de Andalucía hasta el Consejo Consultivo.

Desde la delegación del PSOE aseguraron a los populares que si se abstenían y permitían a Susana Díaz ser investida presidenta de la Junta, podrían obtener más puestos en el reparto de cargos que se irá decidiendo en los próximos meses.

Otra de las ofertas fue económica: el PP ha perdido 17 diputados, al pasar de 50 a 33, por lo que en consecuencia verá sensiblemente reducida la aportación que recibe del Parlamento como grupo parlamentario. En este sentido, desde la dirección del Partido Popular aseguran que los socialistas sugirieron la posibilidad de aumentar el dinero que se reparte a los grupos parlamentarios.

Sin embargo, los representantes del PP se negaron en redondo a aceptar ese acuerdo que ofrecían los socialistas. De hecho, a día de hoy desde la dirección de Juanma Moreno dan por seguro que al menos en primera votación los diputados populares optarán por el “No”, y en este momento casi seguro que también en segunda votación: sería difícil para los votantes populares asimilar un respaldo a la presidenta socialista, aseguran las fuentes consultadas.

Así las cosas, las negociaciones del PSOE con los partidos continúan y varias fuentes no descartan que el bloqueo desemboque en una nueva convocatoria de elecciones para después del verano.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·