Jueves 19/10/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Andalucía

Problemas de inseguridad, acoso a funcionarios y discriminación. Cerca de 1.200 trabajadores de las prisiones Puerto I, II y III en Cádiz exponen sus quejas ante la inspección penitenciaria

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Los sindicatos de los centros penitenciarios de Cádiz Puerto I, II y III han solicitado una reunión con los responsables de la gestión de los módulos para denunciar una serie de deficiencias. Hablan de problemas de autoridad, tanto entre el personal como respecto a los internos, falta de medios, acoso a algunos funcionarios, falta de seguridad y un impacto excesivo de los recortes en servicios como el de limpieza.

“No pedimos más dinero, pero sí acabar con la inseguridad y la discriminación”. Con estas palabras se han expresado los representantes de los trabajadores de los centros penitenciarios Puerto I, II y III, en Cádiz, sobre las condiciones en las que ejercen sus tareas más de 1.200 empleados.

Según explican a El Confidencial Autonómico, los sindicatos ACAIP-USO, APFP, CCOO, CSI-CSIF y UGT han solicitado una reunión en bloque con la dirección de dichas prisiones para exponerles sus reivindicaciones que previsiblemente se celebrará el próximo día 20.

Fuentes sindicales denuncian un empeoramiento paulatino del entorno de trabajo, empezando por la “falta de personal”. “Hay problemas con la Relación de Puestos de Trabajo (RPT), que tiene unas deficiencias de entre el 15 y el 20%”, explican, lo que repercute en “la seguridad” de los centros. En la reunión solicitarán que se amplíe el número de cámaras de control y seguridad y los detectores de metales en determinadas zonas.

Recuerdan que hay turnos de trabajo las 24 horas, incluyendo el de noche, y que los recortes afectan a unos 250 empleados en Puerto I, 370 en Puerto II y cerca de 600 en Puerto III de todas las áreas: desde administrativos a médicos, educadores y los ocho grupos de vigilancia.

Problemas de seguridad y datos

Las reivindicaciones que llevarán ante la dirección, y que quieren hacer extensivas a los inspectores penitenciarios, se consensuaron en una reciente asamblea. Si la negociación se complica, están dispuestos a pedir al secretario general de Instituciones Penitenciarias, Ángel Yuste, “la sustitución del director” y de “sus principales colaboradores”.

“Pedimos que se restrinjan los recortes en el servicio de limpieza”, indican. “Ahora hay internos cubriendo esas tareas, lo que implica que tienen “acceso a lugares, llaves y documentos” que deberían estar ‘blindados’ por la Ley de Protección de Datos. “No es seguro que los presos estén merodeando por las oficinas”.

En el día a día han detectado la necesidad de aplicar campañas de desinsectación y un problema con la población de serpientes y sobre todo gatos, que “suelen hacer saltar las alarmas”. “El servicio de cafetería resulta muy deficiente”, indican, “y no se da permiso para que se pueda comer fuera del centro”.

Los sindicatos indican que la actual situación ha derivado en “lo que ningún equipo directivo anterior” había logrado: “unir a todos los trabajadores de los distintos puestos de trabajo y a los representantes sindicales de ACAIP-USO, APFP, CCOO, CSI-CSIF y UGT”.

La panadería y sus productos

En los últimos días, los trabajadores han denunciado un llamativo agravio comparativo que afecta concretamente al servicio de panadería. Han observado la “reducción del tamaño de los panes que se elaboran en la panadería de de Puerto II”, que se destinan también para el consumo de los internos de Puerto I.

Después de realizar una comparativa con la panadería de Puerto III, gestionadas por la misma administración Central, observaron que el pan que llega al tercer módulo es el doble que el que se distribuye en el resto, tal y como se observa en la imagen que figura bajo estas líneas.

Los trabajadores critican esta situación, especialmente teniendo en cuenta que los dos hornos tienen la misma asignación económica: “quizá es que hay presos de primera clase y presos de segunda clase”, lamentan.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·