Viernes 20/07/2018. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Andalucía

Segundo submarino nuclear en el Estrecho de Gibraltar en dos semanas. El Gobierno trató de evitar su llegada, pero Estados Unidos envió el USS Florida

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El submarino nuclear de misiles de crucero norteamericano USS Florida llegó a Gibraltar pese a las gestiones del Gobierno español para impedir la maniobra. Los ruegos de Defensa y Asuntos Exteriores no han sido atendidos por Estados Unidos, tal y como pasó hace dos semanas. Según informa El Confidencial Digital, el navío norteamericano llegó al Peñón el pasado viernes 8, y ha permanecido amarrado hasta el mediodía del lunes. España fue informada por la OTAN de la llegada del submarino, pero las gestiones iniciadas para solicitar el atraque en otro puerto no han fructificado. El USS Florida forma parte del despliegue militar enviado por Estados Unidos a Libia y es el segundo submarino de la US Navy que hace escala en Gibraltar antes de intervenir en el país norteafricano. Destaca por ser capaz de lanzar misiles a larga distancia (alcanza a un objetivo a 2.500 kilómetros) y por su gran longitud (170,69 metros de eslora). Algo más pequeño es el USS Providence, que también pasó por el Peñón el 24 de marzo, antes de combatir contra las tropas de Gadafi. Tal y como informó ECD entonces -vea aquí la noticia-, el ministerio de Defensa trató de impedir su paso por Gibraltar, pero la postura de los norteamericanos fue firme. Las fuentes consultadas por este diario hablan de "intensas gestiones" en los ministerios de Asuntos Exteriores y Defensa para evitar que un segundo submarino llegara a aguas del Peñón. Sin embargo, al ser considerado Gibraltar una base de la OTAN "poco o nada se podía hacer ante una decisión ya tomada". De hecho, en los últimos diez años, "han atracado en el Estrecho un total de 32 navíos británicos y estadounidenses de propulsión nuclear". No obstante, desde ambos organismos se congratulan de que, en esta ocasión, la llegada del submarino estadounidense no provocara ningún conflicto entre la Guardia Civil y la Royal Navy, tal y como ocurrió cuando partió hacia Libia el USS Providence.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·