Sábado 16/12/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Aragón

Las polémicas dietas del Ayuntamiento de Zaragoza, a debate. La oposición a Belloch asegura que su eliminación supondría un ahorro de 5 millones de euros

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Las retribuciones de cerca de 25.000 euros que obtuvieron los asistentes a las reuniones municipales en Zaragoza el pasado martes han sido objeto de críticas por parte de la ciudadanía. Representantes de todos los partidos proponen cambios en el sistema de pagos: la alcaldía apuesta por un pacto de mínimos y el PP por un recorte drástico. Los nacionalistas han renunciado a sus dietas e IU depende en parte de ellas para financiar el partido.

Hay que cambiar el sistema de retribuciones del Ayuntamiento de Zaragoza. Según ha podido saber El Confidencial Autonómico, ésa es la idea que está en todos los partidos políticos con representación en el consistorio después de hacerse público el importe de las dietas que se cobraron el martes en las sesiones municipales.

Por una sola mañana de trabajo, el alcalde Juan Alberto Belloch, una veintena de concejales, funcionarios y técnicos se embolsaron más de 26.000 euros brutos en concepto de dietas.

Fuentes del Ayuntamiento dirigido por Belloch han aclarado que la escala de dietas actual viene de la elaborada por el ex alcalde José Atarés (PP) en 2003. La dieta media es de 215 euros, y añaden que el resto de retribuciones municipales ha disminuido su cuantía en un 30% en los últimos tres años.

Desde el Partido Popular están “completamente a favor de que este sistema cambie”. Según explican a ECA, “lo hemos pedido en varias ocasiones y creemos que deben debatirse”. De hecho, el pasado noviembre presentaron una “propuesta de resolución” al respecto con la que aseguraban que “supondría un ahorro de 5 millones de euros”, tal y como se puede ver en este documento.

“Sólo votamos a favor los 15 concejales del PP”, afirman. “El resto de partidos tumbó esa propuesta”, que incluía una reducción del personal de confianza y una revisión de la escala de asignaciones de concejales y personal del Ayuntamiento.

El grupo municipal de Chunta Aragonesista (CHA) presentó hace unas semanas su renuncia al cobro de dietas por asistir a ese tipo de comisiones, tal y como confirman a ECA. Esto supone un ahorro para el consistorio de “unos 10.000 euros al año”.

Los nacionalistas critican que el resto de concejales sigan cobrándolas y denuncian que hay personal del Ayuntamiento cobrando “un dinero, correspondiente a dietas, que no aparece en las nóminas que publica la web”. Esas partidas hacen que “un jefe de servicio cobre lo mismo, o más, que un concejal”.

Por parte de Izquierda Unida, reconocen a este diario que las asignaciones en concepto de dietas son “poco transparentes” y que este tema, entre otros, se debatirán “en la próxima asamblea”. Sin embargo, dado que sus cargos destinan “entre un tercio y un cuarto del salario” al partido, un recorte muy radical en las asignaciones podría suponer una pérdida de liquidez para IU.

Desde la agrupación municipal de IU han hecho hincapié en la necesidad de “distinguir entre la asistencia a los consejos de administración” y las retribuciones por “presidir una junta de distrito”, una labor que “requiere muchas horas y dedicación”, argumentan.

Quiénes cobran las dietas

La escala retributiva del consistorio zaragozano proviene de un sistema con cerca de veinte años de antigüedad. Fuentes del Ayuntamiento confirman que fue diseñado por el socialista Antonio González Triviño, alcalde entre 1986 y1995, y modificado por el predecesor de Belloch, José Atarés (PP), primer edil entre 2000 y 2003.

Fuentes consultadas por ECA explican que en Zaragoza hay una decena de sociedades municipales que se reúnen entre 5 y 6 veces al año. Reconocen que la sesión del pasado martes “fue inusual porque se celebraron varias comisiones”. En cada uno de los consejos de administración suelen reunirse entre 20 y 30 personas, que cobran sus correspondientes dietas.

En otros ámbitos del Ayuntamiento se pagan bonificaciones fijas “que convendría revisar”, afirman desde el PP. Un presidente de distrito –en Zaragoza hay 14– cobra unos 20.000 euros brutos al mes y los cerca de 80 asesores de la entidad ingresan una media de 35.000 euros al año.

La oposición critica que en la “alta escala de funcionarios” se están pagando sueldos de “80.000 euros, con complementos que pueden sumar hasta 5.000 euros al año”. Estos cargos se eligen por libre designación y también cobran sus dietas.

ResolucionPP.pdf

RenunciaCHA.pdf

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·