Domingo 19/11/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Aragón

La guerra por la Ley de Lenguas en Aragón ya está en el Constitucional. Más de 60 diputados piden que se denomine ‘catalán’ a lo que la norma llama ‘modalidad lingüística’

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Aunque en la Ley de Lenguas aprobada el pasado 9 de mayo en Aragón no aparecen en ningún momento las expresiones 'LAPAO' ni 'LAPAPYP', la polémica por su contenido ha acabado en el Tribunal Constitucional. Hasta 63 diputados, parte de ellos de partidos catalanes, han firmado para llevar el recurso contra el texto aragonés, que fue aprobado en solitario por el equipo de gobierno formado por PP y PAR.

Hacen falta 50 firmas para presentar un recurso ante el Tribunal Constitucional, y la oposición al Gobierno de Aragón, presidido por Luisa Fernanda Rudi (PP), ha reunido 63 apoyos en el Congreso de los Diputados para que estudie la Ley de Lenguas, aprobada el pasado mayo.

Según cuentan los artífices del recurso a El Confidencial Autonómico, esta iniciativa ha partido de “la oposición aragonesa”, representada por PSOE, IU y Chunta Aragonesista, éste último partido integrado en la Izquierda Plural en el Congreso. Para alcanzar el mínimo de firmas necesarias, han recurrido a diputados de otros partidos, especialmente catalanes, como CiU y ERC.

“Hemos tenido que acotar el número de firmas, para que hubiese una por grupo”. Así se han garantizado que “no parezca que es una iniciativa surgida de Cataluña: hemos sido nosotros, los aragoneses”, recalcan desde la delegación de políticos aragoneses que han acudido a registrar el recurso en Madrid.

Han asegurado a este confidencial que confían en que el recurso sea admitido a trámite, algo que calculan que sucederá “a finales de este año o comienzos de 2014”. Han definido la argumentación del texto, llevada a cabo por un equipo de la Universidad de Zaragozaliderado por Ángel Garcés– como “jurídicamente consistente” y “muy solvente”. El proceso, reconocen, podría alargarse entre 10 y 12 años.

“Hay que llamar a las cosas por su nombre”, insisten los autores del recurso, “y lo que se habla en la zona oriental de Aragón es catalán”, concluyen. Recalcan la necesidad de asumir el catalán como “lengua propia de Aragón” y defienden una realidad trilingüe: castellano, fabla aragonesa y catalán.

Ni ‘LAPAO’, ni ‘LAPAPYP’, pero ¿catalán y fabla?...

Esta primavera, cuando la Ley de Lenguas era todavía un borrador, comenzó la polémica con el texto dentro y fuera de Aragón. Su origen estuvo en la posibilidad de que se usasen los acrónimos ‘LAPAO’ para denominar el habla de la zona oriental, junto a Cataluña, y ‘LAPAPYP’ para definir las modalidades lingüísticas al norte de la región. Sin embargo, la Ley aprobada no recoge estos términos en ninguna de sus disposiciones.

Fuentes de las Cortes de Aragón aseguran a este confidencial que los acrónimos sobre los que se ha escrito y opinado para denominar las modalidades lingüísticas que pretende proteger el Gobierno de Aragón son “un invento” para “hacer una polémica donde no la hay”. Afirman que no se mencionan en ninguna disposición de dicha Ley.

Según apuntan algunas fuentes, la popularización de los términos ‘inventados’ LAPAO y LAPAPYP son una “fabricación” de la oposición a esta Ley “y de los partidos catalanistas”.

“En la Ley de Lenguas no aparecen en ningún momento ni LAPAO ni LAPAPYP”, insisten desde el Ejecutivo de Luisa Fernanda Rudi. La expresión ‘LAPAO’, popularizada por ciertos sectores, respondería hipotéticamente a la denominación ‘Lengua Aragonesa Propia del Área Oriental’, zona al este de la Comunidad, contigua con Cataluña. ‘LAPAPYP’ correspondería a ‘Lengua Aragonesa Propia de las Áreas Pirenaica Y Prepirenaica’ y englobaría las modalidades de los valles al norte.

Por su parte, desde las Cortes remarcan que al este de Aragón, en la zona que se extiende hasta el Matarraña, se reconoce que existen “diferentes hablas vernáculas de filiación catalana”. Así lo explicó una de las ponentes de la Ley, la diputada Mª José Ferrando: “Sus respectivos hablantes las llaman fragatí, tamaritá, maellá,… Para diferenciarlas del catalán y, así, afianzar su sentimiento aragonés”.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·