Martes 19/06/2018. Actualizado 10:26h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Aragón

Más de 60 escuelas rurales “salvadas” en 3 años

El Observatorio de la Escuela Rural de Aragón comienza centrándose en la calidad educativa de los pequeños municipios

El coste de un alumno en una escuela rural es de 8.000 euros, frente a los 3.000 euros que cuesta en un centro urbano

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Con la finalidad de llegar a los centros educativos rurales, y en esta primera fase a los pequeños municipios, el gobierno aragonés ha puesto en marcha el Observatorio de la Escuela Rural, “con la satisfacción de haber mantenido en estos tres años más de 60 escuelas rurales, que es tanto como asegurar la existencia de más de 60 pueblos, y cumpliendo lo aprobado por el Pacto Social por la Educación”.

Colegio Colegio

Desde el Gobierno de Aragón han afirmado a El Confidencial Autonómico que “el mantenimiento de la calidad en los centros educativos rurales es la principal arma contra la despoblación”.

El Observatorio comienza su actividad a partir de un informe realizado por el Departamento de Educación “que revela las fortalezas y debilidades de la escuela rural, y con ese fin celebrará una jornada de participación de la comunidad educativa del medio rural que se celebrará en otoño”.

Entre las funciones del Observatorio figuran la potenciación de la investigación, documentación, elaboración y producción de materiales didácticos, así como recoger buenas prácticas y promover el intercambio de experiencias. Así mismo, promoverá encuentros anuales entre los profesionales del medio que favorezcan el intercambio de trabajos y experiencias educativas en el medio rural, “de manera que haya un trabajo en red de las diferentes instituciones y entidades que velan por la educación aragonesa”.

Fortalezas y debilidades de los centros rurales

En Aragón el 95% de las localidades tienen menos de 5.000 habitantes, y en ellas está escolarizado el 17% del alumnado (34.171 alumnos). A estos escolares destina el Gobierno de Aragón el 31% del presupuesto educativo, ya que “el coste de un alumno en la escuela rural es de unos 8.000 euros, mientras que en un centro urbano es de 3.000 euros”.

Según ha sabido este digital, en el informe que sirve de punto de partida para el Observatorio se destacan unas “fortalezas” de los centros rurales: son un laboratorio de proyectos innovadores, se logra un modelo educativo personalizado y de calidad, y sirven para garantizar la identidad colectiva y cultural del medio rural.

Entre las “debilidades” del sistema educativo rural, el informe destaca: poca estabilidad del profesorado y escasa participación educativa en ámbitos distintos al propio centro educativo rural.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·