Viernes 24/11/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Aragón

Por qué Aragón mantiene a 9.000 dependientes a la espera de cobrar las ayudas

Hay menos profesionales y cada vez menos beneficiarios tras los últimos cambios legales

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

En la comunidad presidida por Luisa Fernanda Rudi hay 8.900 dependientes en el llamado 'limbo' de las ayudas: tienen una prestación reconocida, pero no la han recibido. La mitad de los afectados empezarán a cobrar las prestaciones en julio de 2015. Si el beneficiario fallece, sus herederos deberán hacerse cargo de la posible deuda que genere el copago de servicios.

Casi 9.000 aragoneses, en el 'limbo' de la dependencia. Casi 9.000 aragoneses, en el 'limbo' de la dependencia.

Según ha podido saber El Confidencial Autonómico, la consejería de Sanidad, dirigida por Ricardo Oliván, cifra en 4.500 el número de pacientes cuyo grado de dependencia ya ha sido valorado. Sin embargo, su derecho no entra en vigor hasta el próximo 1 de julio de 2015.

Los últimos cambios en materia de dependencia en la comunidad aragonesa tuvieron lugar este verano, tras la publicación de la orden que regula el nuevo sistema de percepción y de valoración de los beneficiarios de ayuda, disponible en este enlace.

Tras la orden, el copago pasa a tener en cuenta no sólo la renta de los posibles beneficiarios; también su patrimonio. Esto conlleva que el Ejecutivo podría reclamar parte de las subvenciones a los herederos del paciente.

Fuentes de la oposición a Luisa Fernanda Rudi (PP) explican a este confidencial que la publicación en el BOA de estas modificaciones se hizo efectiva a mediados de agosto, hecho que califican como “estrategia” para que pasase “casi desapercibida”.

Critican que el retraso en el abono de las mencionadas prestaciones ya reconocidas tienen que ver con la falta de recursos económicos y humanos para cumplir la Ley.

Quiénes pueden percibir qué ayudas

A comienzos de 2013, y tras siete años de aplicación de la Ley de Dependencia, por primera vez Aragón recibió un ʻsuspensoʼ del Observatorio de la Dependencia.

Con los últimos cambios y el ajuste de los baremos para valorar los grados, la tasa de reposición de beneficiarios del máximo nivel de dependencia, el grado III, es muy baja.

La decisión del Gobierno central de cambiar la baremación de las ayudas conllevó que todos los dependientes de nivel I quedasen fuera del sistema, y también muchos del nivel II, pese a tener reconocido el derecho a un servicio.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·