Lunes 18/12/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Asturias

No habrá congreso en el PP de Gijón. La dirección regional ha designado una gestora y ha ‘defenestrado’ a Pilar Fernández Pardo, que califica este movimiento de “antidemocrático”

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La directiva del Partido Popular en Gijón está desde el pasado viernes en manos de una comisión gestora, presidida por la diputada Ángeles Fernández-Ahuja. Con este movimiento, el PP de Asturias ha eliminado de la presidencia a Pilar Fernández Pardo, que todavía no ha decidido si seguirá militando en el partido. Según fuentes del entorno, éste es el "castigo de Oviedo" a la pérdida de siete concejales en las elecciones municipales de 2011 y a la decisión de respaldar a Foro en el Ayuntamiento gijonés.

La guerra entre los ‘populares’ de Oviedo y Gijón ha escrito uno de sus capítulos más convulsos. La dirección regional, encabezada por Mercedes Fernández, ‘Cherines’, ha abortado la posibilidad de celebrar un congreso local y ha impuesto una gestora al frente del partido. La ya ex presidenta del PP de Gijón, Pilar Fernández Pardo, ha abandonado el cargo y se está planteando también dejar la militancia del PP.

Según ha podido saber El Confidencial Autonómico, el control de la junta local tiene al frente a la diputada nacional Ángeles Fernández-Ahuja. El resto de la comisión la componen Diego Comins Fernández, en el cargo de secretario general; María Dolores Martino del Valle como tesorera y el presidente de Nuevas Generaciones de Gijón, David Medina.

Desde el PP de Asturias abren la puerta a que se incorporen más personas a este equipo, que tendrá que gestionar el futuro del grupo municipal en el Ayuntamiento de Gijón. Lo que no han podido determinar es por cuánto tiempo funcionará esta gestora.

El futuro de Fernández Pardo

Tal y como adelantó ECA, había sobre la mesa varias fechas para celebrar el congreso que finalmente se ha descartado: el 23 de marzo o el 13 de abril. Las fuentes consultadas habían asegurado que habían detectado movimientos desde la dirección regional para ‘colocar’ frente a la candidatura de Pardo una figura más afín a la actual dirección del PP de Asturias.

Fuentes del PP gijonés esperaban un congreso “convulso” por la situación del partido, de la que estaban al corriente en Génova, pero no este tipo de decisión. De hecho, la propia María Dolores de Cospedal aseguró en noviembre que “en Gijón habrá un congreso local, como en todas las localidades españolas”. El golpe de efecto de la dirección regional ha sorprendido en tierras asturianas.

No sólo el equipo de Fernández Pardo esperaba ese congreso. Existía otra corriente, formada dos centenares de militantes, que iba a presentar su propia alternativa a la ya ex directiva, como contó ECA. Con la decisión del la dirección regional tendrán que reorganizarse, y quizás intentar buscarse un sitio dentro de la gestora impuesta desde Oviedo.

Si no quieren un congreso, por algo será... Temerán perderlo”. Éstas fueron las primeras declaraciones de Fernández Pardo al abandonar la sede de Gijón con sus colaboradores, el viernes, sobre las 21.30 horas. “Creíamos que estábamos en un partido democrático”, añadió, aunque en ningún momento hizo mención a la dirección regional.

¿Seguirá militando Fernández Pardo en el partido después de este episodio? Su equipo de colaboradores asegura que “todavía no ha tomado una decisión”.

Enfrentamientos frecuentes

Gijón contra Oviedo. El Partido Popular de Asturias llevaba varios meses soportando luchas intestinas entre el grupo municipal de Gijón, encabezado hasta ahora por Fernández Pardo, y la dirección regional del partido, representada por Mercedes Fernández ‘Cherines’ y Fernando Goñi, presidenta y secretario general respectivamente.

El primer golpe que sufrió el equipo de Fernández Pardo fue en las elecciones locales de 2011: entonces obtuvo prácticamente 30.000 votos menos que en los comicios de 2007. El PP pasó de tener 12 a 5 concejales y se convirtió en la tercera fuerza política del Ayuntamiento de Gijón, por detrás del PSOE y de Foro Asturias.

La otra gran macha en la trayectoria de Fernández Pardo es el llamado ‘pacto de las batas blancas’: así se conoce en la región el proceso por el que el PP de Gijón facilitó la alcaldía de la ciudad a Carmen Moriyón, de Foro Asturias. Este apoyo enfrentó a los gijoneses con la dirección regional y nacional del partido en una guerra de la que se acaba de escribir un nuevo capítulo.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·