Viernes 20/10/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Asturias

Una corriente interna se opone a la presidencia de Pilar Pardo en el Partido Popular de Gijón. Cerca de 200 afiliados presentarán una candidatura independiente

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El próximo congreso regional del PP en Gijón se presenta complicado para la actual directiva, encabezada por Pilar Fernández Pardo. Desde hace varios meses, un grupo de militantes están trabajando para renovar la cúpula de la organización local. Lo conforman cerca de 200 afiliados que están en movimiento desde las elecciones de 2011, tras la pérdida de votos que sufrió el PP.

Pilar Fernández Pardo lleva una década al frente del Partido Popular en Gijón y existe una parte de la militancia que quiere asegurarse de que en el próximo congreso habrá una renovación completa de la dirección.

Mientras, desde el entorno del PP local aseguran a El Confidencial Autonómico que Pardo volverá a presentarse a la presidencia, se prevén movimientos desde la dirección regional para ‘colocar’ frente a la candidatura de Pardo una figura más afín a la actual dirección del PP de Asturias.

La oposición a Pardo, no obstante, podría escindirse en dos listas diferentes. Existe una corriente, formada por dos centenares de militantes, que van a presentar su propia alternativa a la actual directiva. Fuentes consultadas por ECA sitúan la fecha del próximo congreso esta primavera, el 23 de marzo o el 13 de abril.

¿Tienen constancia en la actual directiva de la posibilidad de que se presente una candidatura independiente? “Sí, sabemos que hay movimientos, pero no hay nombres”, indican fuentes del partido. “Se sabrá si hay más listas el día que empiece el congreso”, añaden.

Según indican desde el PP gijonés, “es necesario que la junta regional emita su dictamen al respecto para que se pueda empezar a organizar”. Lo único que dan por cierto desde Gijón es que “el congreso será esta primavera”.

Por su parte, quienes forman parte de esa posible alternativa aseguran no estar alineados con Mercedes Fernández, ‘Cherines’, reelegida en noviembre de 2012 como presidenta del PP de Asturias, ni con nadie del grupo popular en Oviedo, una rama del partido que ha protagonizado varios enfrentamientos con los populares de Gijón.

Los obstáculos del PP de Gijón

El pasado viernes, Eduardo Junquera, uno de los hombres de confianza de Pilar Fernández Pardo, presentó su dimisión. Dejó su acta de concejal y abandonó el PP “para no ponerse enfermo”, según declaró, por las implicaciones que estaba teniendo en el partido el ‘caso Bárcenas’.

No es el primer contratiempo que sufre el equipo de Fernández Pardo. El primer fue en las elecciones locales de 2011: entonces obtuvo prácticamente 30.000 votos menos que en los comicios de 2007. El PP pasó de tener 12 a 5 concejales y se convirtió en la tercera fuerza política del Ayuntamiento de Gijón, por detrás del PSOE y de Foro, partido que asumió parte de los votos ‘huidos’ de los populares.

La otra gran macha en la trayectoria de Fernández Pardo es el llamado ‘pacto de las batas blancas’: así se conoce en Asturias el proceso por el que el PP de Gijón facilitó la alcaldía de la ciudad a Carmen Moriyón, de Foro Asturias. Este apoyo enfrentó a los gijoneses con la dirección regional y nacional del partido en una guerra que sigue abierta.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·