Jueves 19/10/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Baleares

Escándalo en el Servicio de Salud de las islas Baleares por un correo corporativo con comentarios xenófobos. Vea la misiva que han leído más de 800 sanitarios

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Lo que debía haber sido un texto de consumo interno en el Servicio de Atención Primaria de las islas Baleares se ha convertido en el centro de la polémica. De acuerdo con una denuncia del PSIB, el artículo de opinión que se ha estado compartiendo en el correo corporativo de Salud contiene "comentarios xenófobos" escritos por una médico ante una supuesta consulta con un ciudadano chino.

“¿Está dentro de mi cartera de servicios tener que entender a todo el mundo aunque hable en pigmeo?”. Ésta es una de las quejas incluida en un correo enviado por una doctora del Servicio de Salud de las islas Baleares a sus compañeros. En este texto, al que ha tenido acceso El Confidencial Autonómico, se relata un episodio vivido en una consulta, al que acude un paciente de origen asiático que tiene problemas para hacerse entender.

Esta situación es utilizada por la facultativa para hacer una serie de comentarios que han sido denunciados por el Partido Socialista de las Islas Baleares, que los ha tachado de “xenófobos”, “insultantes” e “inapropiados”.

Calculan que cerca de 800 médicos y personal de enfermería han recibido este correo electrónico, que también ha empezado a circular fuera del ámbito sanitario. “Desde un correo institucional no puede recogerse un escrito con ideas y conceptos xenófobos”, indican fuentes del PSIB. “Es una vergüenza”, añaden, y describen el escrito como “absolutamente inapropiado e inoportuno”.

La sanidad se ha convertido en un asunto importante dentro de la agenda de las Baleares, especialmente tras la muerte del joven Alpha Pam. El caso de este joven senegalés al que habían retirado la tarjeta sanitaria ha conmocionado a la opinión pública: falleció de una tuberculosis que no fue diagnosticada ni tratada.

Ha habido varios movimientos de protesta que han puesto en el punto de mira el Real Decreto Ley 16/2012, que deja a los ‘sin papeles’ sin derecho a una asistencia sanitaria básica

Comentarios poco afortunados

El correo de la discordia contiene, a modo de relato corto, el paso por la consulta de la doctora de un paciente de origen chino. El escrito responde al título ‘Tribulaciones de la doctora Cuchufleta: el imposible caso Cachingh Pungh’ y está escrito en tono coloquial, en primera persona.

‘Cachingh Pungh’ es el nombre que le da la autora al hombre al que debe atender en su gabinete. “En lugar de un chino, me entraron por la puerta un mogollón de chinos. Les dejé entrar a todos porque no tenían pinta de molestar”, escribe.

“Venía con una tarjeta sanitaria de un niño de doce años”, continúa la doctora. “No quedaba más remedio que atenderle para no acabar en el banquillo de los acusados”. “Prácticamente había que entenderse con él por señas”, se lamenta la facultativa.

“Intenté que alguno de los otros acompañantes aportara algo más de información”, aunque nada de eso le sirvió para cerrar un diagnóstico, ante lo que apunta: “Mucha sonrisita y mucha reverencia, pero nada más. ¡Tanto catalán para esto!”.

El conflicto llega en una serie de preguntas retóricas: “¿Y si no le atiendo porque no le entiendo, se considerará denegación de auxilio? ¿Será agravante, o eximente?”, cuestiona. “¿Y si le atiendo a pesar de que no le entiendo y meto la pata, se considerará mala praxis?”.

Llegado este punto, la doctora reconoce que empieza a preocuparse por “cómo resultaría menos culpable a ojos de un juez” si le abrían “un expediente”, algo para lo que “había un montón de gente esperando”.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·