Jueves 23/11/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Baleares

El Govern de Baleares y Red Eléctrica Española garantizan que este verano las Islas no tengan “apagones” como años pasados. El 25% de la energía que consuman provendrá de la Península

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Las suspensiones de suministro eléctrico que padecieron otros veranos en varias zonas de las Islas Baleares están "descartadas" para la presente época estival. Será gracias al llamado 'proyecto Rómulo', que comenzó en 2007 y supuso la instalación de un gran cableado de alta tensión entre Mallorca y la Península. Esta instalación asegura que parte del consumo eléctrico del archipiélago dependa directamente de tierra firme. La inversión total asciende a 420 millones de euros.

El suministro eléctrico de las Islas Baleares para este verano está más que “garantizado”. Así lo ha asegurado el presidente del archipiélago, José Ramón Bauzá, en una comparecencia ante los medios que ha tenido lugar este lunes en Madrid.

Tal y como ha podido saber El Confidencial Autonómico, el presidente de Red Eléctrica Española, José Folgado, ha confirmado la promesa de Bauzá en el transcurso de ese mismo acto. Ha asegurado que “no habrá apagones” en Baleares como los acontecidos en pasados veranos.

“El 25% de la energía que consumirán las Islas este verano está garantizada desde la Península”, ha asegurado Folgado. Esto es posible gracias a una conexión submarina de alta tensión, compuesta por tres cables –uno de ellos, de retorno– de 237 kilómetros de longitud que provee de suministro a las Islas desde el pasado agosto, enmarcado dentro del ‘proyecto Rómulo’.

Este entramado, financiado por el Estado, ha contado con la “importantísima colaboración” de la Comunidad Valenciana, según recordaron fuentes de Red Eléctrica Española, ya que una de las estaciones conversoras se encuentra en Sagunto.

Tras la conexión entre la Península y Mallorca, ya “están en curso” las infraestructuras que unirán Mallorca y Menorca y también Mallorca e Ibiza. Se prevé que el plan concluya en 2015.

La dependencia energética en Baleares

El Ejecutivo de Bauzá ha asegurado que con el actual sistema toda la demanda será cubierta y que el ciudadano no sufrirá ningún apagón, pero el ‘hecho insular’ ha sido un problema para el suministro eléctrico de Baleares en los últimos años.

Los momentos más complicados para la red eléctrica han coincidido con los picos de consumo que se registran en los meses de verano, con la industria turística a pleno rendimiento. Los más recordados fueron en 2011 y afectaron a centenares de usuarios, especialmente en Ibiza y Formentera.

Hasta la entrada en funcionamiento de la conexión con la Península, el archipiélago dependía exclusivamente de dos subsistemas de pequeño tamaño y eléctricamente aislados: Mallorca y Menorca están conectadas desde los años 70 a través de un cable de 40 kilómetros, pero el objetivo final es que todas las Islas cuenten con una red interconectada.

Además, el entorno de Bauzá ha confirmado que se están celebrando “reuniones entre la consellería de Hacienda y el Ministerio de Industria, Energía y Turismo” para cerrar “un plan energético para Baleares”.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·