Lunes 23/10/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Canarias

Atracos, intentos de violación, y agresiones. Policías y empresarios del sur de Tenerife piden la intervención de los Antidisturbios para frenar la escalada de violencia

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El Puerto de los Cristianos y toda la costa sur de Tenerife se ha convertido en escenario habitual de peleas callejeras entre turistas, a las que se les ha sumado, en las últimas semanas, una violación y un atraco a una joyería. Pese a esta situación, las autoridades no han reforzado la seguridad de la zona.

Según ha sabido El Confidencial Autonómico, los últimos fines de semana han sido los más problemáticos para los agentes de la Brigada Local, que se han sentido desbordados ante los acontecimientos.

“Las peleas y agresiones entre los turistas son muy habituales, pero en poco tiempo también hemos tenido también una violación a una extranjera y el atraco a una joyería, por lo que la situación empieza a ser preocupante”, explica una voz autorizada de la Policía Nacional.

La misma fuente, considerada por este diario, afirma que “los policías y los empresarios de la zona consideramos necesaria la ayuda de las Unidades Antidisturbios, que antes sí actuaban en el sur y ahora no salen de Santa Cruz de Tenerife”.

La UIP dejó de enviar efectivos a la zona, el pasado mes de septiembre, lo que ha propiciado la actual situación. Dicha unidad tiene dos grupos de ámbito provincial que deben actuar en la misma, no limitándola solamente a núcleo urbano de Santa Cruz de Tenerife.

En el Sur de Gran Canaria no ha ocurrido así, y la Unidad de Intervención Policial de aquella provincia no ha dejado de prestar servicios en el Sur, núcleos turísticos que como es sabido son de gran afluencia turística y requieren de un especial control policial.

Los agentes consultados aseguran que la falta de antidisturbios y los nuevos actos de violencia en el sur de Tenerife han “un paso atrás en la seguridad” de una de las principales zonas turísticas de la isla, “que podría tener efectos negativos en cuanto la imagen que se pretende proyectar” de cara al exterior.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·