Domingo 17/12/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Canarias

El Gobierno envía un buque oceanográfico a El Hierro dos meses después de haber comenzado las erupciones submarinas. Los vulcanólogos lo habían reclamado con insistencia

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Las erupciones submarinas de El Hierro serán analizadas, por primera vez, a través de un buque oceanográfico. Dos meses después de haberse indicado ese proceso natural, el Gobierno ha escuchado las reivindicaciones de los vulcanólogos.

Desde que comenzaron a producirse las fugas de lava en las aguas de La Restinga, los científicos de la Estación Vulcanológica de Canarias, con su director Juan Carlos Carracedo a la cabeza, reclamaron al Gobierno la llegada de un buque oceanográfico, con el casco de cristal, para poder analizar las erupciones.

Ante la indiferencia del Ejecutivo, los expertos aseguraron que España estaba perdiendo una gran oportunidad de estudiar, en directo, un fenómeno natural casi único: “Estamos adquiriendo una deuda impagable con la ciencia”, afirmaban.

Pues bien, según ha sabido El Confidencial Autonómico, el Centro Superior de Investigaciones Científicas ha escuchado al fin las reivindicaciones de los vulcanólogos, enviando a la isla al buque oceanográfico Sarmiento de Gamboa.

El objetivo de los científicos que irán a bordo es realizar un reconocimiento de la estructura de la corteza profunda, donde se origina la actividad magmática y sísmica. La campaña durará unas 70 horas.

Para ello, se realizarán varios perfiles marinos de sísmica de refracción y reflexión al norte y sur de la isla canaria, que se registrarán simultáneamente en las estaciones sismológicas del Instituto Geográfico Nacional. También se realizarán reconocimientos complementarios de gravimetría y batimetría.

Un barco con más de 70 metros de eslora

El buque de investigación oceanográfica Sarmiento de Gamboa, una de las instalaciones científicas y tecnológicas singulares del Ministerio de Ciencia e Innovación, fue botado el 30 de enero de 2006. Su construcción fue financiada por el CSIC, el Ministerio de Educación y Ciencia y la Xunta de Galicia.

Con una eslora de más de 70 metros y una manga que supera los 15 metros, el buque puede llevar a bordo equipos de hasta 25 científicos y 16 miembros de tripulación.

Las características del buque permiten realizar misiones continuadas de más de 40 días. Cuenta además con la tecnología necesaria para realizar investigaciones sobre cambio climático, biodiversidad, fondos oceánicos, estudios pesqueros y circulación oceánica.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·