Sábado 25/11/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Canarias

Rivero ha reconocido en privado al presidente de Repsol que está a favor de las prospecciones petrolíferas

Canarias

El presidente canario le ha argumentado a Antonio Brufau que tiene que oponerse al proyecto por razones políticas

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La polémica por las prospecciones que va a llevar a cabo Repsol frente a las costas de Lanzarote y Fuerteventura para buscar petróleo dio un nuevo vuelco con la intención anunciada por el presidente de Canarias de celebrar una consulta popular. En privado, Paulino Rivero reconoce a los máximos directivos de la compañía energética que su postura personal es muy distinta.

El presidente de Repsol, Antonio Brufau (izquierda), en una reunión con Paulino Rivero (derecha). El presidente de Repsol, Antonio Brufau (izquierda), en una reunión con Paulino Rivero (derecha).

Coalición Canaria, con el presidente autonómico a la cabeza, se ha puesto al frente de las movilizaciones sociales contra el proyecto de Repsol de sondear el subsuelo marino a unos 60 kilómetros de la costa de Lanzarote y Fuerteventura.

La iniciativa política de mayor calado fue la intención, anunciada por Paulino Rivero a mediados de febrero, de celebrar un referéndum para consultar a los canarios si están o no de acuerdo con estas prospecciones.

Esta actitud pública de rechazo, demostrada en numerosas declaraciones, iniciativas e incluso artículos de su blog personal, constrasta con la opinión que Rivero expresa en privado.

Razones políticas para rechazar las prospecciones

Según ha podido saber El Confidencial Autonómico, el presidente del gobierno de Canarias ha reconocido al presidente de Repsol, Antonio Brufau, que él personalmente no ve con malos ojos el proyecto de intentar extraer petróleo y gas frente a las costas de las islas.

En algunas reuniones que han mantenido Rivero y Brufau, el líder de Coalición Canaria le ha explicado al primer ejecutivo de la petrolera que, aunque él es favorable, tiene que oponerse públicamente a las prospecciones.

La razón es política: al presidente canario le conviene ponerse al frente de las protestas contra el proyecto, que ha conseguido movilizar a buena parte de los habitantes del archipiélago en contra de unas prospecciones autorizadas por el Gobierno de España y, concretamente, por el Ministerio de Industria que dirige José Manuel Soria, también presidente del Partido Popular de Canarias.

Así se lo ha argumentado Paulino Rivero al presidente de Repsol, según ha podido confirmar ECA de fuentes próximas a la compañía petrolífera.

Ecologistas, hosteleros y pescadores contra el proyecto

El presidente autonómico ha apelado, en sus intervenciones públicas en contra de las prospecciones, que la existencia de una explotación de este tipo cerca de las costas es un riesgo ecológico y económico para Canarias.

Sobre todo, ha apelado al peligro que supone un vertido de crudo en el mar que pudiera cubrir de negro las costas de Lanzarote y Fuerteventura y golpear duramente al sector turístico, que da empleo a gran parte de la población de Canarias.

Por eso, a los grupos ecologistas que suelen protestar contra este tipo de proyectos se han unido en el rechazo otros grupos muy diversos: por ejemplo, empresarios de hostelería y pescadores con miedo un vertido afecte a sus negocios como pasó en Galicia y la costa del Cantábrico tras el accidente del Prestige en el año 2002.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·