Domingo 19/11/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Cantabria

Una empresa cántabra de energías renovables instalará aerogeneradores en el Polo Sur. Producirán energía para la base científica Princess Elisabeth Antarctica

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Sonkyo Energy, la empresa cántabra dedicada al diseño y fabricación de aerogeneradores de minieólica, instalará ocho molinos Windspot en la estación Princess Elisabeth Antarctica, una base de investigación en el Polo Sur, en la Antártida.

En este base, que se autoabastece energéticamente con fuentes renovables, se investigan aspectos como las claves del cambio climático y estudios sobre la biodiversidad, ha informado la compañía.

Con este encargo, en el que Sonkyo ha venido trabajando durante el último mes, la empresa multinacional con sede en Cantabria completa además instalaciones de dispositivos de energía eólica en todos los continentes del mundo.

En países como Estados Unidos, Taiwan o China, la firma de energías renovables ha instalado más de 350 aerogeneradores, en lugares como granjas, parques de atracciones, torres de comunicaciones o universidades.

El Windspot es un aerogenerador especializado en pequeña energía eólica, con un sistema que potencia su rendimiento, y unas características que lo hacen especialmente apto para ese tipo de instalaciones más aisladas.

En este caso, el pedido se dirige al Polo Sur, donde International Polar Foundation construyó en el año 2008 una estación científica llamada Princess Elisabeth Antarctica, la primera estación "Cero Emisiones" que se ha construido en este continente.

Ha sido un pedido cuyas características han requerido adaptar el Windspot, ya preparado para soportar altas ráfagas de vientos, a circunstancias como los fríos extremos del invierno austral.

Por eso, en la sede de Sonkyo Energy, en el Polígono de Raos, el equipo de diseño e investigación del Windspot ha trabajado en un revestimiento especial para las palas de los aerogeneradores, a las que ha añadido teflón, para conseguir que el hielo y la nieve se deslice y no se deposite en ellas.

Asimismo, el aceite del sistema hidráulico ha sido cambiado por otro especial que se utiliza en aeronáutica y que soporta los -65º, al igual que el aceite que lubrica el paso variable de estos aerogeneradores. Además toda la máquina ha recibido un tratamiento con un barniz especial anticongelante.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·