Domingo 17/12/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Cantabria

En los grandes cauces se habían realizado obras para reforzarlos

Los ríos pequeños de Cantabria resistieron peor el último temporal

La Confederación Hidrográfica del Cantábrico explica estas incidencias en los afluentes por la falta de preparación ante grandes crecidas

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Las lluvias sufridas el pasado fin de semana pusieron en alerta al gobierno de Santander así como a los de todos los de la cordillera cantábrica. El temporal provocó una crecida en los ríos y la activación de un Plan Territorial de Emergencias por si se daban situaciones de riesgo.

Río en Cantabria. Río en Cantabria.

Las fuertes lluvias del pasado fin de semana unido al deshielo en las montañas propiciaron que algunos ríos de la cordillera cantábrica sufriesen desbordamientos. Santander fue una de las afectadas, lo que obligó al gobierno de la región a activar el Plan Territorial de Emergencias (PLATERCANT) ante la posibilidad de que se produjesen situaciones de riesgo y desperfectos.

Se inundaron calles, viviendas así como locales en varios municipios de Cantabria. Además, algunas de las carreteras quedaron bloqueadas debido a la cantidad de lluvia que existía en el asfalto. No obstante, poco a poco las lluvias fueron suavizándose y durante la noche no hubo ningún incidente que lamentar.

El pasado lunes, el gobierno de Cantabria decidió desactivar el plan después de no que no se diesen situaciones de emergencia, más allá de las que se producen habitualmente en invierno debido a los cauces elevados debido a las lluvias.

El Confidencial Digital ha contactado con la Confederación Hidrográfica del Cantábrico para  conocer el estado de los ríos después de las lluvias sufridas durante el pasado domingo en Cantabria.

Desde el organismo afirman que la crecida ha sido grande, sin embargo, explican que ha estado dentro de los parámetros normales teniendo en cuenta las fechas y los partes meteorológicos que se preveían.

Desde la confederación añaden que los ríos de gran tamaño no han tenido problemas en resistir el aumento fluvial. No obstante explican a este confidencial que se realizaron unas obras en algunos de los puntos de los ríos para que en el caso de grandes crecidas, pudiesen resistir mejor el cauce fluvial.

Por el contrario, los que han aguantado peor el aumento fluvial han sido los ríos pequeños y los afluentes ya que las infraestructuras son menores y por tanto no están preparados para tal cantidad de agua.

Después de examinar los diferentes puntos, la CHC ha concluido que el temporal ha afectado únicamente a dos vegas –susceptibles de ser inundadas- del río Saja. Este último desemboca en el mar Cantábrico entre los municipios de Suances y Miengo.

Los desperfectos, según apunta la confederación se repararán lo antes posible.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·