Domingo 20/05/2018. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Castilla la Mancha

Remodelación en el ejecutivo autonómico

Page creará una vicepresidencia “social” para Podemos y concederá una consejería a una asesora

Molina, líder regional del partido, aprobará desde ese cargo el Salario Mínimo de Inversión. El diputado díscolo no entra en el gobierno y su lugar lo ocupará María Díaz, trabajadora del grupo parlamentario

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El presidente de Catilla-La Mancha, Emiliano García-Page, creará una vicepresidencia “social” que ocupará el líder de Podemos en la región, José García Molina, y concederá una asesoría a María Díaz, asesora del grupo parlamentario de la formación morada, en su remodelación del Gobierno autonómico.

José García Molina, líder de Podemos en Castilla-La Mancha, y el presidente de la Junta, Emiliano García-Page. José García Molina, líder de Podemos en Castilla-La Mancha, y el presidente de la Junta, Emiliano García-Page.

Castilla-La Mancha será la primera Comunidad Autónoma en la que PSOE y Podemos formen un Gobierno conjunto. El presidente García-Page y el líder de Podemos en la región, García Molina, pactaron la creación de una nueva vicepresidencia y una nueva consejería para que entrara la formación morada.

Molina será vicepresidente segundo del ejecutivo y su cargo tendrá un marcado carácter social. Incluso, desde el nuevo Gobierno se valora la posibilidad de que pase a denominarse Vicepresidencia de Acción Social.

A través de la misma, Podemos aprobará su primera gran medida en el gobierno castellano-manchego: el Salario Mínimo de Inversión. Una promesa de la campaña electoral de 2015, que se exigió al PSOE y que nunca se llevó a cabo hasta el momento.

Además, se creará una nueva consejería que ocupará Podemos. Pero ésta no recaerá en David Llorente, el otro diputado de Podemos en las Cortes de Castilla-La Mancha y totalmente contrario al pacto de gobierno con el PSOE. Por lo que el cargo  lo ocupará María Díaz, asesora del grupo parlamentario de Podemos y mano derecha de García Molina.

Con este pacto, Page logra la aprobación de los Presupuestos por vía exprés, sin la comparecencia en las Cortes de todos los consejeros de su Gobierno. Y solo rendirá cuentas en la Cámara el consejero de Economía.

La oposición no ha visto con buenos ojos el pacto. Por ejemplo, desde el PP denuncian que existen “contradicciones” en las versiones dadas tanto por PSOE como por Podemos. Porque mientras Page asegura que no se han cambiado los Presupuestos y, por tanto, no es necesario que pasen por el Consejo Consultivo, desde la formación morada afirman que ha habido “retoques” decisivos para llegar a un acuerdo con los socialistas.

El pacto también ha provocado división dentro de Podemos, ya que, además de las reticencias ya mencionadas del diputado David Llorente, otros líderes nacionales como Pablo Echenique o Teresa Rodríguez se mostraron contrarios al acuerdo.

No obstante, los líderes de ambos partidos, Pablo Iglesias y Pedro Sánchez, lo apoyaron e incluso aseguran que contribuyeron activamente para que se llevara a cabo. Además, las bases de Podemos en Castilla-La Mancha terminaron refrendando el pacto con el apoyo del 78% de la militancia, en cuya votación participaron 4.584 militantes del partido.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·