Lunes 23/10/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Castilla la Mancha

Cercle Catalá de Negocis

La patronal independentista catalana carga contra el aeropuerto de Ciudad Real

Denuncia que el Estado apoya una zona de actividades logísticas en Castilla-La Mancha mientras “planifica la obsolescencia programada de las infraestructuras en Cataluña”

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El aeropuerto de Ciudad Real es el nuevo objetivo de las críticas del Cercle Catalá de Negocis, la asociación de empresarios partidarios de la independencia de Cataluña. Esta patronal critica que se trate de reflotar el proyecto de este aeródromo sin aviones mientras no se invierte en las infraestructuras que necesita Cataluña.

Aeropuerto de Ciudad Real. Aeropuerto de Ciudad Real.

La web El Diario.es publicó hace semanas una noticia en la que daba cuenta de las primeras intenciones de CR International Airport, la empresa que se ha hecho con el control del aeropuerto de Ciudad Real y que va a tratar de reflotarlo como una infraestructura rentable.

Esta noticia y otras que indican que el aeropuerto de Ciudad Real, junto al de Castellón uno de los caricaturizados como “sin aviones”, podría ser recuperado e incluso que el Estado podría ayudar a ello, no ha gustado nada a una asociación de empresarios partidarios de la independencia de Cataluña.

Castilla-La Mancha no genera demanda suficiente”

Se trata del Cercle Catalá de Negocis, una patronal que lleva años argumentando los beneficios económicos y de todo tipo que tendría para Cataluña, su economía y sus empresarios el convertirse en un estado propio.

Esta asociación, según ha podido comprobar El Confidencial Autonómico, ha querido dirigirse a los que llama “promotores de la Zona de Actividades Logísticas de Ciudad Real”. Y desde el principio el Cercle Catalá de Negocis carga directamente contra este intento de hacer del aeropuerto de Ciudad Real una inversión útil: “No es creíble que ningún estudio de viabilidad ni ningún plan de empresa justifique una inversión tan colosal en el negocio logístico de Ciudad Real, por la simple razón que Castilla la Mancha no genera demanda suficiente”.

Tras aportar otros muchos datos que cuestionan la viabilidad del proyecto de instalar numerosos operadores logísticos en este aeropuerto castellanomanchego, la patronal independentista catalana asegura que no tendría problema con ello si todo corriera a cargo de inversores privados.

La cuestión es que según el análisis del Cercle Catalá de Negocis, el futuro de esa gran Zona de Actividades Logísticas de Ciudad Real en torno al aeropuerto dependerá de las inversiones estatales en autopistas, autovías y tren de alta velocidad. Y eso implicará gasto del Estado y la deuda consiguiente.

La “traición” del Estado para perjudicar a Cataluña

Y eso es lo que a los empresarios secesionistas les parece, literalemente, “una auténtica traición”. Y lo argumentan porque todas las obras que necesita el aeropuerto de Ciudad Real “dependen del mismo Ministerio que durante décadas ha negado la conexión ferroviaria del Puerto de Barcelona o el ancho de vía europeo al eje Mediterráneo; eje que absorbe más del 55% del tráfico de mercancías de toda España y el 74% de las exportaciones entre España y Francia”.

Es decir, detrás de todo se encuentra la denuncia de los independentistas catalanes de que el Estado no invierte en las obras públicas que necesita Cataluña para desarrollar y potenciar su economía.

La interpretación del Cercle Catalá de Negocis va aún más allá: “Tras el proyecto de Ciudad Real está la voluntad de trasladar el peso económico de España al centro peninsular, en respuesta una concepción centralista y centralizadora obsoleta que ha originado la sobredeuda del Estado”.

Sus acusaciones insisten en denunciar las inversiones que no se han hecho en Cataluña y que han provocado la pérdida de cientos de millones de euros en inversiones privadas: por ejemplo, por los cuatro kilómetros de ferrocarril convencional que faltan para conectar el Puerto de Barcelona con la red ferroviaria.

Incluso llega a decir que detrás del apoyo al aeropuerto de Ciudad Real está el Estado: “Sólo con el acuerdo del Estado se pueden gestar proyectos tan colosales en tan poco tiempo”, y se lanza a acusar que es “el mismo Estado que planifica la obsolescencia programada de las infraestructuras en Cataluña para que las multinacionales dejen de invertir”.

Las críticas contra la empresa CR International Airport son extensas, así como las quejas contra las inversiones inútiles en otras regiones, ya que “tanto Castilla como Andalucía y Extremadura están llenas de naves industriales vacías debido a que el Ministerio de Industria otorga permisos y subvenciones a promotores sin escrúpulos que sólo buscan obtener dinero fácil”. Llegan a decir que el Estado favorece al aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas para transferirle demanda que corresponde a El Prat de Barcelona.

“No nos quieran hacer creer que detrás de ustedes no hay nadie: está el Estado. ¿O es que creen que ustedes triunfan en el mundo de los negocios para que son muy guapos, ricos y vivarachos? No, triunfan porqué son peones afines a un régimen: al mismo régimen que los catalanes queremos derribar”, concluyen los empresarios independentistas del Cercle Catalá de Negocis.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·