Lunes 18/12/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Castilla y León

El ‘euro por receta’ beneficia a Castilla y León. Las farmacias de la región aumentan sus ventas ante el ‘éxodo’ de pacientes madrileños que quieren evitar la tasa

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Las farmacias de provincias limítrofes con Madrid, como es el caso de Ávila y Segovia, han registrado desde principios de años un repunte de sus ventas. Detrás de ese aumento de actividad está el 'euro por receta', que hace que muchos madrileños opten por desplazarse hasta allí para adquirir sus medicamentos.

En los últimos meses, las ventas de las farmacias se habían resentido por la aplicación del copago, implantado por el gobierno central este verano, y que afectaba a los pensionistas. Sin embargo, la vigencia del ‘euro por receta’ ha servido para que en ciertas zonas esa pérdida de clientes se compense. Es el caso de Castilla y León y las boticas abulenses y segovianas, que atienden a muchos de estos ‘exiliados’, procedentes de la Comunidad de Madrid.

Fuentes del Consejo de Colegios de Farmacéuticos de Castilla y León aseguran a El Confidencial Autonómico que la implantación del copago en julio supuso un golpe para el sector del que no creen que puedan recuperarse. Sin embargo, reconocen que durante el mes de enero ha habido una “ligera mejora” de las cifras globales en Segovia y Ávila.

La situación de las farmacias en el norte de la Comunidad es muy diferente. En la provincia de Burgos, además del descenso de recetas dispensadas por el copago, cercano al 40%, han perdido a los clientes del País Vasco con segundas residencias.

“Como el País Vasco se ha declarado insumiso, los turistas de allí vienen a Castilla y León con los medicamentos ya comprados”. Este hecho provoca que en Burgos haya habido un descenso de ventas considerable.

Según explica a ECA el presidente del Consejo de Colegios de Farmacéuticos de Castilla y León, Jesús Aguilar, el caso de esta región es “peculiar”. “Estamos rodeados de ocho comunidades autónomas y cada una de ellas tiene un sistema de recetas diferente”, comenta.

Cuánto se gasta en recetas

Fuentes de la consejería de Sanidad de Castilla y León cifran en 865 millones el gasto total de 2011, en dispensar recetas. De esa partida, 14 millones se destinan a cubrir dispensaciones de otras comunidades autónomas.

Las cifras de 2012 –momento en el que entró el vigor el copago– que manejan en el gremio de farmacéuticos de la región son menores. Según Aguilar, en los presupuestos del pasado ejercicio se consignaron 560 millones para medicación ambulatoria, dispensable por tanto al gran público. Es en esta partida donde se ha recortado, y no en los tratamientos hospitalarios.

“Con el copago y los diferentes sistemas de cada sitio, se está obligando a los ciudadanos a que la dispensación se haga en sus comunidades”, explican desde el órgano colegial.

Los exiliados de Madrid

Las farmacias del sur de Castilla y León han ganado con el ‘euro por receta’, pero también han experimentado contratiempos. Al entrar en vigor el copago, la Comunidad de Madrid ideó un sistema para que los pacientes no pagasen de más a partir de un determinado tope.

En Madrid se ‘inventaron’ una cartilla donde el farmacéutico de Madrid va poniendo sellos y cuando llega al límite, ya no tiene que pagar más”, explica Aguilar. Como esa cartilla no vale en Castilla y León, ha habido “algunos problemas” con clientes que antes compraban sus medicamentos en Segovia y Ávila.

El futuro del ‘euro por receta’, cuestionado

El ‘euro por receta’ ha sido suspendido en Cataluña y parece que tampoco tendrá mucho futuro en Madrid. Entró en vigor en la capital el pasado 1 de enero, de forma que afectó a todas las recetas que se expidieron a partir de esa fecha.

Desde la Comunidad de Madrid calcularon que podrían ingresar 83 millones de euros con este cobro, aunque también aseguraron que la razón de esta tasa no era un “afán recaudatorio”, sino que pretendía ser una “medida disuasoria”.

El Gobierno de Rajoy consideró desde un primer momento que este tipo de decisiones supone la vulneración de la igualdad de los españoles para acceder a sus medicamentos, ya que gravan la prestación de los servicios farmacéuticos.

Hoy en día esta tasa se enfrenta a una suspensión judicial en Cataluña, la primera región en aplicarlo. Además, el Consejo de Estado ha determinado recientemente que la implantación del ‘euro por receta’ en la capital es inconstitucional, lo que le augura un corto recorrido.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·