Miércoles 22/11/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Cataluña

Fue portavoz de “Crida a la solidaritat” en los años 80

El nuevo líder de la ANC ocupó el consulado de Sudáfrica y pintó de rosa un buque de la US Navy

Cataluña

Jordi Sànchez robó del Palau de la Generalitat la bandera de España y suscribió un comunicado de Herri Batasuna tras la masacre de ETA en Hipercor

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Carme Forcadell dejó el pasado 16 de mayo la presidencia de la Assemblea Nacional Catalana después de tres años en los que esta organización ha liderado las movilizaciones en la calle para presionar en favor de la independencia y de la celebración de un referéndum para declarar la secesión de Cataluña.

Jordi Sànchez y Carme Forcadell, en el acto de relevo en la presidencia de la Assemblea Nacional Catalana. Jordi Sànchez y Carme Forcadell, en el acto de relevo en la presidencia de la Assemblea Nacional Catalana.

El pasado 16 de mayo la ANC eligió a Jordi Sànchez para sustituir a Forcadell al frente de esta asociación civil. Aunque Sánchez no fue el más votado por los militantes en las urnas, los 75 miembros del nuevo secretariado de la Assemblea Nacional Catalana lo designaron como presidente “de consenso”.

Tras conocerse el nombre elegido se supo que Sànchez había sido portavoz de “Crida a la Solidaritat en Defensa de la Llengua, la Cultura i la Nació Catalanes”, un grupo radical de izquierda independentista que entre 1981 y 1993 llevó a cabo numerosas movilizaciones y acciones directas de protesta contra la “opresión española”.

Pintó de rosa un buque de Estados Unidos

El Confidencial Autonómico ha podido comprobar que durante los años 80 Jordi Sànchez estuvo involucrado de forma personal en muchas de estas acciones de protesta que, en más de una ocasión, acabaron en detención.

Una de las protestas más llamativas fue la que llevó a cabo el 1 de abril de 1987. Ese día Sánchez y otros miembros de “Crida a la solidaritat” ocuparon el consulado de Sudáfrica en Barcelona -durante la época del “apartheid”- y de forma simbólica lo clausuraron con cadenas. Dos días después, el ahora presidente de la Assemblea Nacional Catalana fue detenido.

Jordi Sànchez participó un año antes en otra acción radical de protesta contra otro país: Estados Unidos. El 7 de abril de 1986 varios miembros de Crida embadurnaron de pintura rosa el buque Capodano de la VI flota de la US Navy cuando estaba anclado en el puerto de Barcelona después de llevar a cabo un ataque militar a la Libia de Gadaffi. El fiscal pidió medio millón de pesetas por un delito de daños para los siete acusados, la mayoría de los cuales -incluido Sànchez- reconocieron los hechos.

En abril de 1988 el objetivo de Jordi Sànchez y de sus compañeros de “Crida a la solidaritat” fue el Palau de la Generalitat, en la plaza de Sant Jaume de Barcelona. El sucesor de Carme Forcadell al frente de la Assemblea Nacional Catalana saltó por las azoteas adyacentes hasta llegar a la sede de la presidencia del gobierno catalán, de donde robaron la bandera de España que ondeaba en un mástil junto a la senyera de Cataluña. Dos días después, Sànchez y otro dirigente de Crida, Carles Riera, acudieron a entregar la enseña a los mossos que custodiaban el Palau de la Generalitat.

Coincidencia con HB tras la masacre de Hipercor

En el “currículum” del nuevo presidente de la ANC figuran otras detenciones por altercados -por ejemplo en 1985 en la Estación de Francia, en Barcelona, por realizar pintadas contra el uso del castellano- y una relación estrecha con Herri Batasuna (HB).

Fueron varias las ocasiones en que “Crida a la solidaritat”, con Jordi Sànchez como portavoz, organizó mítines y actos políticos con dirigentes del brazo político de ETA como su secretario general, Txomin Ziluaga. En uno de 1985 Sànchez se refirió a la violencia terrorista como “lucha armada”.

En el blog Dolça Catalunya recuerdan un caso más grave. En julio de 1987 ETA cometió en el Hipercor de Barcelona la mayor matanza de su Historia al asesinar con un coche bomba a 21 personas y herir a 45.

Tras el atentado, que causó una enorme conmoción en la sociedad e incluso en el entorno de la banda, HB hizo público un comunicado en el que lamentaba los muertos, pero culpaba también de ellos tanto a la dirección del centro comercial como a la Policía por no haber desalojado a tiempo el Hipercor.

“Crida a la solidaritat” y otras entidades radicales independentistas emitieron otro comunicado en el que se adherían a las razones aportadas por Herri Batasuna para lamentar las víctimas mortales pero culpar a la Policía de no haber desalojado intencionadamente el centro comercial.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·