Domingo 17/12/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Cataluña

Instrucciones a los socios para empezar a hacer campaña

La ANC se moviliza para que los indecisos voten por la independencia en las “plebiscitarias”

Cataluña

Objetivo: que medio millón de catalanes que ahora dudan apoyen el 27 de septiembre a partidos secesionistas

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El gobierno de Artur Mas y los partidos y asociaciones que apoyan el proceso soberanista acordaron adelantar las elecciones al Parlamento de Cataluña al 27 de septiembre para convertirlas en un “plebiscito” sobre la secesión y, en caso de ganar, emprender los pasos para convertirse en un estado independiente.

Consulta independentista en un colegio de Cataluña el 9 de noviembre. Consulta independentista en un colegio de Cataluña el 9 de noviembre.

Los esfuerzos de las formaciones políticas y de las entidades civiles que apoyan esta “hoja de ruta” hacia la independencia pasa por tratar de conseguir una mayoría “que no se pueda discutir”, en palabras de Artur Mas.

El Confidencial Autonómico reveló hace dos meses que Òmnium Cultural -que con la Assemblea Nacional Catalana organiza las grandes movilizaciones por el “derecho a decidir”- había elaborado un trataba de proyectar el posible resultado de un referéndum definitivo sobre la independencia de Cataluña. La conclusión era clara, el “No” a la separación se impondría al “Sí”: “No somos suficientes para ganar un referéndum si lo hacemos ahora”.

Pues bien. Ahora, la Assemblea Nacional Catalana (ANC) quiere comenzar a hacer campaña con el objetivo de que los catalanes que no tienen claro su voto, y que dudan si el 27-S apoyar o no a partidos soberanistas, se decanten finalmente por respaldar alguna de las listas electorales que llevarán la declaración de independencia en su programa.

Documento restringido para los socios

Así lo indica un documento restringido que hace unos días envió la dirección de la ANC a sus socios, al que ha tenido acceso el blog Dolça Catalunya y que ha podido consultar ECA. Bajo el epígrafe “27º09’2015”” -en referencia a la fecha de las elecciones “plebiscitarias”-, el documento se titula “Catálogo de acciones – Primer envío”.

“La misión de la ANC es contribuir a la instauración de una República Catalana […] queremos ejercer de eje vertebrador, mostrar nuestra capacidad para liderar el proceso hacia la independencia”, se puede leer en el preámbulo de este auténtico “manual de instrucciones” para que los miles de socios que la Assemblea Nacional Catalana tiene por todo el territorio de la comunidad y en otros lugares se pongan a trabajar en favor de la secesión.

La “hoja de ruta” de la entidad que lidera Carme Forcadell para estos meses pasa, sobre todo, por tratar de inclinar la balanza de los votantes hacia una mayoría clara por el independentismo. Sus acciones no van dirigidas a aquellos catalanes ya convencidos de las bondades de la secesión, sino a los indecisos, que cifra en medio millón de votantes, según el documento consultado por El Confidencial Autonómico.

Pegatinas y carteles por las calles

La primera acción va dirigida a los indecisos que están más bien cercanos al “Sí”: la ANC los cifra en 225.000, sobre todo jóvenes. Se trata de que socios de la Assemblea Nacional Catalana, por parejas y sin llevar ningún distintivo que los identifique como miembros de esta entidad, coloquen pegatinas, carteles, pancartas... que no estarán firmados por la ANC, pero que cuyos mensajes sí va a decidir el grupo de “Discurso y mensaje” de la dirección de la asociación.

Estos carteles se colocarán de forma discreta -“en las mejores horas del día para que los voluntarios pasen desapercibidos”- en colegios, institutos, universidades, centros comerciales, polígonos industriales, centros de salud, iglesias, estaciones de metro, de autobueses y de tren, mercados y mercadillos...

Los mensajes se enviarán quincenalmente a los voluntarios en formato PDF para que ellos mismos los impriman y los conviertan en pegatinas, carteles... El objetivo es “movilizar el voto positivo” haciendo evidentes las “disonancias cognitivas”, un concepto psicológico que hace referencia a la tensión interna de alguien que se debate entre tomar dos decisiones contrapuestas. La ANC va a tratar de que con eslóganes y frases cortas estos catalanes acomoden sus convicciones profundas -se entiende que más cercanas al soberanismo- a sus acciones, votando a partidos independentistas.

Convencer a reticentes y “miedosos”

El otro gran objetivo de la ANC es “hacer dudar del voto negativo” a los 250.000 catalanes que, según sus cálculos, están indecisos pero más cercanos a decantarse por votar contra la independencia. La mecánica es similar a la de la anterior acción de propaganda -colocar pegatinas y carteles por distintos municipios de Cataluña-, pero se añade además el reparto personal (pero sin entrar en conversación) de dípticos y folletos con esos mensajes para convencer de las bondades y la necesidad de que Cataluña se separe del conjunto de España.

La tercera gran acción para inclinar la balanza en favor del independentismo irá dirigida a convencer a unos 60.000 votantes que viven no en las grandes ciudades, sino en la “Cataluña profunda”, en municipios de menos de 20.000 habitantes. Se trata de enviar a voluntarios “formados o especialistas en temas concretos para informar correctamente” a domicilios particulares y otros lugares donde se puedan concentrar catalanoparlantes para vencer su “miedo” al proceso secesionista. Se trata de explicar, en pequeñas reuniones, los temas que pueden preocupar a este sector de votantes y dialogar con ellos para acabar con esas reticencias.

Además, la Assemblea Nacional Catalana también propone a sus socios que organicen encuentros con otras entidades sociales: desde clubes deportivos hasta colectivos de inmigrantes y extranjeros (por ejemplo, para que se empadronen para votar en las elecciones municipales) y clubes de personas mayores.

También pretende organizar pequeños debates en pueblos y barrios sobre “cómo construir un nuevo estado”, proyectar películas documentales favorables a la independencia, fichar a un buen número de jóvenes para agitar las redes sociales (coste cero, 30 minutos de dedicación al día, “transmitir la ilusión por el país que queremos”), también en el extranjero y aprovechando eventos de transcendencia internacional que se desarrollen en Cataluña.

Los planes de la ANC que se incluyen en este documento pasan también por recoger firmas para una Iniciativa Legislativa Popular (ILP) contra los desahucios y la pobreza energética que han lanzado la Plataforma de Afectados por las Hipotecas (PAH) y otras organizaciones sociales. “Estas acciones pueden ser una oportunidad para aproximar el proyecto independentista a sectores sociales que hasta ahora no se han sentido cercanos, se pretende poner el acento en los beneficios sociales de la independencia”, señala este catálogo de acciones de la Assemblea Nacional Catalana para contribuir a la instauración de una República catalana.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·