Domingo 17/12/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Cataluña

Los agentes toman precauciones

Alerta yihadista: los mossos compran armas cortas para protegerse fuera de servicio

Cataluña

Varias armerías catalanas han notado un incremento de las ventas desde los atentados en Francia

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La alerta por la amenaza de yihadismo se ha disparado desde los ataques coordinados en Francia a principios del mes de enero. Además de desplegarse en puntos sensibles y aumentar la vigilancia, los miembros de las fuerzas de seguridad están preocupados porque son objetivo de los terroristas.

Agentes de los Mossos d'Esquadra. Agentes de los Mossos d'Esquadra.

Entre las medidas adoptadas por la elevación del nivel de alerta antiterrorista se encuentran, para todos los cuerpos policiales de España, la instrucción a los agentes de que aumenten la autoprotección y la vigilancia personal para intentar evitar eventuales ataques.

Además de las medidas adoptadas por los mandos policiales, en estos meses tras los atentados cometidos en Francia los agentes han reclamado material y formación para hacer frente a la amenaza yihadista: desde chalecos antibala y anticorte para todos los policías que patrullan por las calles hasta más prácticas de tiro con armas largas, como escopetas Franchi y subfusiles para poder defenderse en un tiroteo con armas de guerra.

Una pistola para su vida cotidiana

El Confidencial Autonómico ha podido saber que la preocupación que se ha instalado entre los Mossos d’Esquadra se ha traducido en un creciente interés de muchos agentes de la policía autonómica de Cataluña por adquirir una segunda arma corta.

Desde el Sindicato Autónoma de Policía-UGT aseguran que han recibido numerosas consultas de mossos que no contaban con una pistola propia, más allá de la de dotación, y que con la mayor percepción de peligro por la amenza yihadista se han planteado comprar una segunda arma.

Actualmente, los agentes de los Mossos d’Esquadra sólo puede llevar su arma de dotación durante el servicio: al terminar deben dejarla en el armero de su comisaría o unidad.

Lo que buscan cada vez más agentes es poder llevar un pistola propia fuera de servicio, al irse a su casa y en su vida cotidiana, como medida de autoprotección ante un eventual ataque. El miedo de algunos agentes es que los terroristas no les ataquen sólo cuando estén patrullando, con su uniforme, chaleco y arma reglamentaria, sino que los identifiquen fuera del trabajo.

“No hay psicosis, pero sí hay una cierta preocupación: estamos cambiando el ‘chip’ para aumentar las medidas de protección personal, y por eso compañeros que no se habían planteado comprar otro arma ahora nos preguntan”, explican fuentes sindicales consultadas por ECA.

Aunque ya antes había mossos que llevaban su propia arma fuera de servicio, no eran más que un porcentaje mínimo. Sin embargo, los ataques terroristas de París han hecho que, por ejemplo, algunas armerías de Cataluña hayan multiplicado por tres sus ventas de pistolas a agentes de los Mossos d’Esquadra y de otros cuerpos policiales.

Miedo a un secuestro

“Una amenaza concreta como la del terrorismo yihadista no la teníamos desde los años 80 con ETA”, asegura un mossos consultado por El Confidencial Autonómico.

Hay que recordar que los servicios de información españoles han advertido a las Fuerzas de Seguridad de que los policías y otros agentes uniformados podrían ser objetivo preferente de los terroristas yihadistas.

La alarma entre los miembros de los cuerpos policiales se agudizó cuando empezó a circular la advertencia de que algún grupo terrorista podría intentar secuestrar a un agente español para después grabar su asesinato como forma de atemorizar a la sociedad.

Ante esta amenaza los propios agentes hicieron circular entre ellos recomendaciones como no identificarse fuera del trabajo como policías, guardias civiles, mosso o ertzainas y no vestir camisetas identificativas de unidades policiales o militares. Ahora, un número importante de mossos está optando directamente por llevar siempre un arma corta para poder repeler un posible ataque.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·