Sábado 16/12/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Cataluña

Alicia Sánchez-Camacho rechazó un plan de Albert Rivera para hacer juntos “pedagogía” contra la independencia

Cataluña

El líder de Ciutadans propuso a la presidenta del PP catalán presentar iniciativas conjuntas en el Parlament y explicar lo mismo sobre los riesgos de la secesión

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Los partidos favorables a la convocatoria de un referéndum sobre la independencia en Cataluña han mantenido hasta ahora una estrategia conjunta, tras anunciar la fecha y las preguntas y hasta el “no” del Congreso a su petición de ceder la competencia de convocar consultas populares. Sin embargo, las formaciones políticas contrarias a la secesión no están llevando a cabo acciones coordinadas para frenar la ola independentista.

Albert Rivera y Alicia Sánchez-Camacho, en el brindis del día de la Constitución. Albert Rivera y Alicia Sánchez-Camacho, en el brindis del día de la Constitución.

Una de las razones es que el PSC, entre sus graves tensiones internas, no quiere aparecer de la mano del Partido Popular y de Ciutadans, y por eso pretende marcar distancias con su propuesta de reforma federal de la Constitución.

Además, también ha sido complicado unir a los tres partidos en iniciativas no partidistas: por ejemplo, en la manifestación que se celebró en Barcelona el Día de la Constitución para reivindicar la españolidad de Cataluña, la dirección de los socialistas catalanes declinó la oferta de acudir. El Partido Popular de Cataluña y Ciutadans si acudieron, pero antes celebraron sus propios actos por separado.

Donde sí han confluido militantes de PSC, PP y Ciutadans (y de otras formaciones, como UPyD y Vox) es en la creación de Sociedad Civil Catalana, una plataforma que pretende constituirse en “contrapoder” de la independentista Assemblea Nacional Catalana y movilizar a los catalanes en contra de la secesión.

Explicar conjuntamente las consecuencias de la secesión

Un primer paso en la dirección de unir fuerzas para frenar al separatismo lo dio hace varias semanas Albert Rivera. Según confirman a El Confidencial Autonómico fuentes de Ciutadans, el presidente de esta formación hizo hace cerca de un mes un ofrecimiento a la presidenta del PP catalán.

La propuesta de Rivera consistía en unir esfuerzos para “hacer pedagogía” contra los argumentos que utilizan los independentistas para tratar de atraer a personas indecisas al campo de los partidarios de crear un estado catalán independiente.

Este plan conjunto se plasmaría, por ejemplo, en que los diputados de Ciutadans y los populares presentaran iniciativas consensuadas en el Parlament en la dirección de evitar la convocatoria de un referéndum independentista y frenar cualquier otra medida para separar a Cataluña del conjunto de España.

Además, el ofrecimiento de Ciutadans a Alicia Sánchez-Camacho y a la dirección del Partido Popular catalán incluía una propuesta para que ambos partidos coordinaran sus argumentarios sobre las consecuencias negativas que tendría la independencia para los catalanes, sobre todo en el ámbito económico.

La relación de Rivera con Sánchez-Camacho

La respuesta a esta iniciativa propuesta por Albert Rivera ha sido negativa, según afirman las fuentes de Ciutadans consultadas por ECA. Alicia Sánchez-Camacho no ha recogido el guante lanzado por Rivera para constituir un frente común frente al independentismo.

Hay que recordar que ya tras la última Diada y con la radicalización del discurso de Artur Mas, Albert Rivera envió sendas cartas a Mariano Rajoy y a Alfredo Pérez Rubalcaba, para reunirse con los líderes de los dos grandes partidos nacionales y plantear una respuesta común al desafío separatista.

Rajoy remitió a Rivera a una reunión con la presidenta de los populares catalanes, lo que provocó la reacción ofendida del presidente de Ciutadans. A partir de ese momento, las relaciones entre Albert Rivera y Alicia Sánchez-Camacho -que sí se reunió discretamente con el líder del PSC, Pere Navarro- se enfriaron bastante, lo que también ha dificultado la posibilidad de una acción coordinada ante la ola independentista.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·