Viernes 24/11/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Cataluña

Por qué Alicia Sánchez-Camacho se está planteando no acudir a los actos oficiales del 11 de septiembre en Cataluña: cree que los independentistas se están “apropiando” de la Diada

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Alicia Sánchez-Camacho, presidenta del PP en Cataluña, no quiere tener nada que ver con las soflamas independentistas que rodearán –muy previsiblemente– la Diada. Ha aplazado a la primera reunión de su comité de dirección, tras el verano, la decisión de si acudirá o no a los actos que organiza la Generalitat para celebrar esta jornada. Ya hace tres años que el PP no acude a la ofrenda floral ante el monumento de Rafael Casanova, pero hasta ahora sí había asistido a otros actos institucionales.

Según ha podido saber El Confidencial Autonómico, los actos que está preparando el gabinete de Artur Mas con motivo de la Diada –el 11 de septiembre– en el parque de la Ciutadella, en Barcelona, podrían no contar este año con la representación del PP catalán.

La líder ‘popular’ Alicia Sánchez-Camacho ha mostrado en público y en privado su malestar con la posibilidad de que, como ha sucedido en recientes actos oficiales, se convierta en “patrimonio de los independentistas”.

Ésa es la razón por la que “muy probablemente” el PP no estará este año en el acto de la Diada. De hecho, las conmemoraciones incluyen una ofrenda floral a la que los ‘populares’ no acuden desde 2010, sobre todo por los abucheos que recibían en anteriores celebraciones.

“Mas no quiere una Diada para todos”, comentan desde el PP. En una reciente rueda de prensa, Sánchez-Camacho aseguró que el PP no participaría en “otra escenificación del Govern” para que “los catalanes que también queremos ser españoles” se sientan “incómodos”.

La respuesta oficial, a finales de agosto

La decisión no está tomada –la fecha elegida es la primera reunión de su comité, tras las vacaciones de verano–, pero oficiosamente se da por hecho que no acudirá y eso ya le ha granjeado varias críticas a Sánchez-Camacho.

El último en cuestionar el criterio de la catalana ha sido Lluís Corominas, líder de CDC, que la acusa de “utilizar las instituciones con fin partidista”. También han mostrado su disconformidad varios portavoces de CiU y ERC.

Según fuentes cercanas a los ‘populares’ catalanes, CIU está utilizando cada acto oficial para poner en marcha la maquinaria independentista con recursos de todos los catalanes, “se sientan o no españoles”.

Sánchez-Camacho también ha criticado la cadena humana por el soberanismo que está organizando para ese día la Assemblea Nacional Catalana (ANC) y sobre la que ya ha informado este confidencial.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·