Lunes 18/12/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Cataluña

Hace dos meses que dejó el cargo

Artur Mas acude a diario a su oficina de ex presidente

Ya se ha instalado en el Palau Robert, propiedad de la Generalitat, donde no ha hecho falta hacer reformas para acoger a su equipo

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La carrera política de Artur Mas terminó, al menos por el momento, el pasado 10 de enero con la elección de Carles Puigdemont como presidente de la Generalitat gracias al pacto ‘in extremis’ entre Junts pel Sí y la CUP para evitar la repetición de elecciones. Mas cuenta ahora con un despacho que la ley establece para los ex presidentes.

Artur Mas firma un decreto. Artur Mas firma un decreto.

Artur Mas tenía derecho a disponer de una oficina propia donde él considerara oportuno instalarse. Sin embargo, el ex presidente del gobierno catalán optó por ocupar un despacho en el Palau Robert, un edificio de arquitectura neoclásica construido en torno a 1900 en la esquina del Paseo de Gracia con la Avenida Diagonal de Barcelona.

Este edificio pertenece al Departamento de Presidencia del Govern, donde tiene varias oficinas, como la de Turismo, y salas de exposiciones.

El Confidencial Digital ha podido confirmar que hace semanas que Artur Mas se instaló en este palacio y comenzó a acudir a él como ex presidente de la Generalitat de Cataluña.

No ha necesitado reformas

Fuentes cercanas al todavía presidente de Convergència Democràtica de Catalunya aseguran que el nuevo despacho de Mas está ya funcionando plenamente. El ex presidente catalán acude de forma diaria al Palau Robert, según ha podido saber ECD.

El papel de Artur Mas todavía no está muy definido. Él mismo aseguró que no quería tener ningún cargo e incluso entregó el acta de diputado en el Parlament de Cataluña, pero sí se mostró dispuesto a colaborar en la medida de sus posibilidades con el nuevo gobierno de la Generalitat. En lo que sí dijo que se iba a implicar de forma más directa es en la reconstrucción de su partido, Convergència Democràtica de Catalunya, muy golpeada por los casos de corrupción y que pretende refundarse.

Carles Puigdemont tomó el guante y dijo que esperaba contar con Mas, sobre todo de cara a proyectar en el extranjero el proceso independentista que Junts pel Sí y la CUP pretenden llevar a término en Cataluña.

En cualquier caso, Artur Mas ya está utilizando con frecuencia ese despacho que tiene como ex presidente de la Generalitat. Allí tiene un reducido número de asistentes y colaboradores, que todavía están instalándose y organizando esta oficina.

Las fuentes consultadas explican que en próximas semanas se irán conociendo más detalles de las actividades que llevará a cabo Mas como ex presidente. Además, destacan un dato: para instalar al líder de Convergència en esta nueva oficina no ha sido necesario llevar a cabo reformas ni obras en el Palau Robert.

Hay que señalar que Artur Mas optó por este palacio propiedad de la Generalitat para así ahorrar fondos al gobierno catalán. Otros ex presidentes autonómicos abrieron las oficinas en edificios de propiedad privada por los que tuvieron que pagar alquileres bastante altos, al estar situadas en calles muy caras de Barcelona: por ejemplo, Jordi Pujol tuvo su oficina en el Paseo de Gracia hasta que el escándalo por sus cuentas en Suiza no declaradas le hizo renunciar a estos privilegios.


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·