Viernes 15/12/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Cataluña

Artur Mas da marcha atrás en uno de sus principales proyectos de campaña: la división territorial de Cataluña en veguerías ha sido aplazada ‘sine die’

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El nuevo Gobierno de Cataluña no desarrollará, al menos por el momento, la llamada Ley de Veguerías. Artur Mas prometió al electorado que una de sus primeras actuaciones al frente de la Generalitat sería proponer un nuevo modelo territorial, pero la deuda heredada de Montilla ha provocado un cambio de prioridades. El objetivo de CiU era recuperar la demarcación territorial histórica de Cataluña, de origen medieval, que existió desde el siglo XII hasta el XVIII. Mas tenía asegurado el apoyo de Esquerra Republicana y de Iniciativa per Cataluña para sacar adelante el proyecto, pero ha preferido aplazarlo hasta tener las cuentas de la Generalitat saneadas. Según ha podido saber El Confidencial Autonómico, el presidente de Cataluña quiere llegar a un acuerdo con el Gobierno central para la refinanciación de la deuda en la región, y es consciente de que una negociación en Madrid sobre un posible cambio del modelo territorial podía entorpecer el proceso. Voces autorizadas del Gobierno de Mas recuerdan que la Ley de Veguerías requiere la autorización previa del Estado y que "no se puede alterar el límite provincial sin dicha autorización". Desde Esquerra ya han respondido al Ejecutivo autonómico acusándole de no querer "enfrentarse con Madrid" con estas reclamaciones y le recordó las palabras del presidente de la Generalitat, Artur Mas, alertando que "si Madrid no se mueve, hay riesgo de fractura". También ha criticado esta decisión el secretario general de ICV, Joan Herrera, quien ha asegurado que las veguerías pueden ser "una oportunidad para ahorrar dinero y acercar la Administración a la ciudadanía" y "no tiene porqué representar más dinero, es simplemente hacer las cosas de forma diferente". Según Herrera, Mas ha acabado "haciendo de la austeridad la excusa para no hacer nada. El dinero es la excusa para todo, por los recortes sociales, porque no se apliquen las veguerías, en cambio el dinero no es la excusa para eliminar el impuesto de sucesiones", sentenció.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·