Viernes 20/10/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Cataluña

Bodegas de Extremadura, Castilla y León, Navarra y Valencia aumentan sus ventas por el boicot al cava catalán

Cataluña

Distribuidores y consumidores finales llaman a los productores para pedir botellas que no provengan de Cataluña

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

A pocos días de las fiestas de Nochebuena y Navidad, las bodegas que producen cava fuera de Cataluña están experimentando un crecimiento de ventas que compensa la caída del consumo. La mejoría se debe, en la mayoría de los casos, a consumidores finales y a distribuidores que llaman expresamente a los productores para pedir espumosos no catalanes.

Botellas de cava "no catalán" en un supermercado AhorroMás de Madrid.

Las fiestas navideñas constituyen la “temporada alta” para las bodegas que producen cava en España. Es en estas fechas cuando se concentra el grueso de las ventas del año en nuestro país.

La persistencia de la grave crisis económica sigue golpeando al consumo de los hogares. En el caso del cava, también está retrasándolo. Varios responsables de bodegas consultados por El Confidencial Autonómico coinciden en señalar que la salida de las botellas, como pasa desde hace años, se retrasa cada vez más: “La gente compra al final, casi en los días de Navidad”.

Dentro de la mala situación, hay algunas empresas productoras -aparte de Freixenet, como ya contó El Confidencial Digital- que sí están notando un incremento en las ventas de cava de este año respecto a la Navidad de 2012.

Se trata de bodegas de regiones como Extremadura, Valencia, Navarra y Castilla y León, que -como ya preveían hace un mes- se ven beneficiadas involuntariamente por el boicot al cava catalán que vuelve a producirse un año más como consecuencia del desafío soberanista de los partidos independentistas.

Consumidores y distribuidores que no quieren cava catalán

La responsable de la oficina comercial de una explotación vinícola de la Ribera del Duero reconoce a ECA que este fenómeno se está produciendo también esta campaña: “Mucha gente llama pidiendo nuestro cava porque no quieren que sea catalán”.

Aunque aumente sus ventas, los bodegueros consultados aseguran que esto les molesta. “Me da mucha rabia, sólo buscan otros cavas con ánimo de molestar”, afirma la responsable de la bodega castellanoleonesa, que también lamenta que esos clientes “no digan que eligen nuestro cava porque está bueno”.

En cuanto al perfil de los que llaman a su bodega para pedir expresamente su cava por rechazo a los espumosos de Cataluña, asegura que son consumidores finales, es decir, particulares y familias que prefieren un cava no catalán (en este caso, castellanoleonés) para brindar esta Navidad.

Desde una bodega de Navarra apuntan que “son de todo tipo quienes llaman pidiendo nuestro cava por no ser catalán: hay consumidores finales, comercios y empresas de distribución”. Algo que corrobora un productor de la denominación de origen Utiel-Requena, en la provincia de Valencia: “Este año, hay distribuidores que dicen que quieren cava valenciano y no catalán”.

Ha aumentado el conocimiento de cavas no catalanes

En general, las bodegas contactadas por El Confidencial Autonómico aseguran que el aumento de ventas -ligero, en todo caso- está siendo provocado por este nuevo episodio de boicot al cava de Cataluña.

Los responsables de una bodega de Navarra admiten este fenómeno, aunque añaden que no está siendo tan fuerte como fue en años como 2005 (cuando se estaba tramitando la polémica reforma del Estatuto de Autonomía de Cataluña): “En 2005 hubo un boom exagerado por este asunto, fue increíble”.

Desde la comarca extremeña de Almendralejo corroboran que están notando algo de aumento que sus clientes achacan a la situación política. “Hay un conocimiento que antes no había”, explican a ECA, y añaden que “estos acontecimientos políticos han hecho que haya más conocimiento del cava extremeño”, y por tanto más pedidos de sus botellas.

Catalanes que no quieren cava catalán

Estos datos positivos de ventas (y con clientes contrarios al cava catalán) no se producen en todas las bodegas: también las hay que están teniendo una buena campaña, pero se la esperaban más fuerte. Es el caso de otra empresa productora de Extremadura, cuyo dueño asegura a El Confidencial Autonómico que “siguen habiendo gente que nos dice lo del cava catalán, pero menos”.

En muchos casos, como el anterior, es el sector exterior el que está tirando de las ventas. Una directiva de una bodega de Castilla y León explica que la mayor parte de su facturación proviene de fuera de España: “Vendemos a Rusia, a México, a Costa Rica; también se está empezando a beber mucho cava en Holanda”.

Dentro de este fenómeno de personas que se niegan a comprar cava catalán y deciden comprar botellas de otras regiones de España, destaca el caso que cuentan desde una explotación vinícola de Valencia: “El año pasado, incluso, nos llamaban catalanes -con acento catalán cerrado, precisa-, que nos llamaban pidiendo cava de Valencia porque ellos mismos no querían cava catalán”.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·