Domingo 19/11/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Cataluña

Las peñas taurinas de Cataluña encuentran solución a la prohibición de los toros. La localidad francesa de Nimes será el nuevo feudo para los aficionados a la Fiesta Nacional

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Los aficionados a la Fiesta Nacional en Cataluña ya han encontrado una solución a la prohibición de las corridas de toros en la región a partir del 1 de enero de 2012. Las peñas taurinas preparan viajes a Nimes, una localidad francesa que está llamada a convertirse en su nuevo feudo. El pasado 28 de julio, el Parlamento de Cataluña aprobó la ley que impedirá más festejos taurinos en la Monumental de Barcelona en apenas año y medio. Las veinte asociaciones defensoras de la Fiesta Nacional en la región quieren aprovechar este periodo para fomentar la tauromaquia en el sur de Francia, con el objetivo de desplazarse hasta allí a partir del 2012. Según ha podido saber El Confidencial Autonómico, la gran esperanza de las peñas taurinas catalanas tiene nombres y apellidos: se trata de un joven maestro francés llamado Sebastien Castella. "Intentó labrarse un futuro en este mundo aquí, pero al ver que las cosas están difíciles optó por crecer en su país, donde la afición a los toros está creciendo gracias a sus brillantes actuaciones". Estas palabras pertenecen a una voz autorizada del mundo del toro en Cataluña. La misma fuente, consultada por este diario, añade: "Castella es discípulo del gran torero sevillano José Antonio Campuzano, y ha elegido el pueblo de Nimes como santuario". La idea de los aficionados catalanes es desplazarse a esta localidad francesa cuando los toros ya estén prohibidos en Cataluña: "En esa ciudad la afición cada día crece más y dentro de año y medio va a haber un ambiente sensacional, probablemente mejor que en Barcelona últimamente". Los seguidores de la Fiesta Nacional reconocen que "este año ha sido muy duro acudir a la Monumental. Siempre había como mínimo una treintena de anti-taurinos insultándonos y provocándonos, lo que hacía bastante incómodo acudir a la plaza". La prohibición por parte del Parlamento no ha conseguido que esta tendencia cambie: "Ellos siguen viniendo a protestar, y ahora los ánimos están muy caldeados". Las fuentes consultadas coinciden en señalar lo "difícil" que es ser defensor de la tauromaquia en Cataluña, aunque advierten: "nadie nos va a impedir que podamos seguir disfrutando de los toros". Además de programar los viajes a Nimes, las peñas taurinas ya se han puesto en contacto con 'colegas' de Aragón y Comunidad Valenciana para programar visitas a los eventos taurinos de estas regiones.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·