Viernes 20/07/2018. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Cataluña

Cataluña ya tiene los primeros censos de votantes para el referéndum independentista: vea el documento

Cataluña

Se trata de las listas para la “consulta popular” que tendrán los presidentes de las mesas electorales. Sólo podrán votar los ciudadanos españoles mayores de edad, tras las dudas sobre si participarían extranjeros y mayores de 16 años

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La negativa de una amplia mayoría del Congreso de los Diputados a ceder las competencias para convocar un referéndum sobre la independencia de Cataluña no ha frenado los planes de Artur Mas. Tanto es así que el gobierno catalán ya ha encargado prototipos de urnas y papeletas a los presos de un centro de reinserción en Lérida. Allí también se han elaborado otros documentos para una hipotética votación el 9 de noviembre.

Cabecera de la portada de la lista de votantes para el referéndum independentista en Cataluña.

Hace varias semanas, la presidenta del PP catalán, Alicia Sánchez-Camacho, denunció en el Parlament de Cataluña que el Departamento de Justicia de la Generalitat había encargado a los presos de Lérida que trabajan en el Centro de Iniciativas para la Reinserción (CIRE) unas pruebas de papeletas electorales para el referéndum que Artur Mas pretende convocar el 9 de noviembre.

Aunque primero lo negó, más tarde el gobierno catalán mostró los prototipos de papeletas y de urnas de cartón que se utilizarían en el plebiscito sobre la independencia de Cataluña. Más tarde se conoció que también se estaban preparando los justificantes para quien tuviera que ausentarse del trabajo para ir a votar.

El Confidencial Autonómico ha tenido acceso a un documento -que se puede leer pinchando aquí-, hasta ahora desconocido, que también están elaborando los presos del Centro Penitenciario Ponent de Lérida que trabajan en la imprenta del CIRE de esa prisión.

Relación numerada de los electores que acudan a las urnas

Se trata de las listas numeradas de votantes que los presidentes y vocales de las mesas electorales consultan para comprobar que a cada elector que se acerca le corresponde depositar su voto en esa urna.

En el documento consultado por ECA se define como “relación numerada y formalizada de los electores que, en la consulta popular celebrada en el día de hoy, han emitido su voto, con expresión del orden con que lo hicieron y del número con que cada uno figura inscrito en el censo electoral”.

Las primeras pruebas elaboradas por los presos del Centro de Iniciativas para la Reinserción de Lérida tienen dos versiones: una bilingüe, en castellano y catalán; y otra trilingüe, en castellano, catalán y aranés, la lengua que también se habla en la comarca del Valle de Arán.

Estas portadas irían después acompañadas de otras hojas donde los presidentes y vocales de mesa irían señalando en orden qué electores han emitido ya su voto en esa urna.

Será una “consulta popular”

Además de suponer una nueva prueba de que el gobierno de Artur Mas sigue trabajando en la organización del referéndum independentista para el 9 de noviembre a pesar de la negativa del Congreso a ceder esas competencias, el documento al que ha tenido acceso El Confidencial Autonómico revela más información.

Por ejemplo, la denominación que la Generalitat le da a la votación que pretende averiguar si los catalanes quieren constituirse en un estado independiente: “Consulta popular” es el encabezamiento de la portada de esta lista numerada de votantes. Hay que recordar que desde el ejecutivo catalán han insistido varias veces que el Estatuto de Autonomía reformado en 2006 otorga a la Generalitat la competencia de convocar consultas populares, aunque no vinculantes.

Además, también acota el sector de la población de Cataluña que, de celebrarse ese referéndum, tendría derecho a votar. Desde que se planteó la consulta, partidos como Esquerra Republicana e Iniciativa per Catalunya han apostado por ampliar el censo electoral tradicional e incluir tanto a los extranjeros empadronados en municipios catalanes como a todos los mayores de 16 años.

Sin embargo, en la portada de las listas de votantes figura un recordatorio a los miembros de las mesas electoral: “Recuerda que en estas elecciones sólo pueden votar los españoles mayores de edad inscritos en el censo electoral y que no se hallen privados del derecho de sufragio”.

Estas listas sólo servirían si en las mesas llegara a haber los censos municipales que la Generalitat necesita para la consulta. Ese es precisamente uno de los escollos que está encontrando el gobierno de Artur Mas, ya que si bien muchos municipios gobernados por CiU, ERC y otras formaciones partidarias de la consulta han aprobado la cesión de los padrones, otros donde tienen mayoría el PP o el PSC se han negado a colaborar con la organización del referéndum sobre la independencia de Cataluña.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·