Sábado 25/11/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Cataluña

Denuncian que la dirección no cuenta con las bases

Críticos de Podemos en Cataluña temen la fagocitación del partido en manos de Colau

Cataluña

Los militantes que votaron contra la confluencia del partido de Iglesias con otras formaciones de izquierdas se organizan para evitar su “desaparición”

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

En apenas tres meses, Podemos en Cataluña ha recibido una de cal y otra de arena en las urnas. La confluencia Catalunya Sí que es Pot para las autonómicas de septiembre obtuvo peores resultados que Iniciativa per Catalunya en solitario en 2012, uno de sus socios de coalición. Sin embargo, en las generales la fórmula En Comú Podem les convirtió en primera fuerza política en la región.


Pablo Iglesias en un acto de campaña de En Comú Podem Pablo Iglesias en un acto de campaña de En Comú Podem

Según pudo conocer El Confidencial Autonómico, un sector crítico del partido de Pablo Iglesias en Cataluña ahora se pregunta: “¿dejaremos de ser Podemos?”. Entre ellos han comenzado a circular mensajes a través de la aplicación de mensajería Telegram supuestamente atribuido a la dirección del partido en Cataluña donde además de felicitar por los resultados del 20-D si insinúa que habría que repensar el partido en la región.

En el mismo mensaje compartido por críticos dentro del partido morado se dice que con la alianza de En Comú Podem hay que iniciar en Podemos una nuevo proceso de articulación y una hoja de ruta, consolidar esta alianza y crear no una “simple organización autonómico, sino un partido catalán de las clases populares”.

Este mensaje ha despertado la alarma en el sector crítico porque temen ser fagocitados por la marca creada con Ada Colau. Aseguran que ellos quieren seguir siendo Podemos y, aunque se alegran del resultado de las elecciones generales en las provincias catalanas, aseguran que la estrategia empleada se decidió sin las bases.

Afirman que el aprecio al partido morado les hizo permanecer callados durante la campaña electoral. Sin embargo, ahora no se esconden y dicen abiertamente que les pareció una “falta de respeto” que en un partido asambleario la decisión de que En Comú Podem tenga un grupo parlamentario propio en el Congreso se haya tomado en la ejecutiva de Madrid e incluso, como ellos señalan, con gente ajena al partido.

Al igual que lamentan que el nombre de Podemos quedase en un segundo plano en la candidatura catalana. Lo comparan con el caso de Catalunya Sí que es Pot donde estas fuentes señalan que parecían haber “vendido” el partido a ICV. Así piden a la dirección nacional no repetir el mismo error.

Lamentan que esta creación de confluencias es una “imposición” que  hace que los candidatos de Podemos elegidos en primarias para formar parte de su lista electoral queden diluidos al coaligarse con la formación En Comú.


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·