Martes 21/11/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Cataluña

En Puig de les Basses (Figueras, Gerona)

Curso de boxeo para presos de una cárcel catalana

Cataluña

Los funcionarios han escrito a la Generalitat para frenar esta actividad: consideran que fomenta la violencia contra ellos y entre los reclusos

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La dirección del Centro Penitenciario de Puig de les Basses (en Figueras, Gerona) programó hace unas semanas una nueva actividad para los presos: un curso de técnicas de boxeo. Eso desató la alarma entre los funcionarios de prisiones, que no entienden cómo se puede enseñar a los reclusos un deporte violento.

Centro Penitenciario de Puig de les Basses, en Figueras (Gerona). Centro Penitenciario de Puig de les Basses, en Figueras (Gerona).

Una vez que estaba fijado este curso de boxeo en el programa de actividades para los internos se enteraron los funcionarios de prisiones que trabajan en este centro penitenciario de la provincia de Gerona.

“Falta de respeto al trabajador”: así definen desde el sindicato CSIF la decisión de la dirección de autorizar este curso. Y es que, según denuncian fuentes de la prisión de Puig de les Basses consultadas por El Confidencial Autonómico, “no tiene ninguna lógica dar cursos de boxeo a los presos, ya que eso sólo puede fomentar las actitudes violentas entre los internos y pueden usar esas técnicas contra los funcionarios”.

Los funcionarios presentaron una queja ante la Dirección General de Servicios Penitenciarios de la Generalitat de Cataluña para tratar de frenar este curso, que todavía no se ha celebrado pero que iba a organizarse un fin de semana en el gimnasio del centro.

El boxeo no rehabilita para la vida en libertad

Las fuentes internas de esta prisión señalan a ECA que la dirección de Puig de les Basses aseguró que habría una criba de presos para que sólo pudieran participar en este curso los internos que no tuvieran en su expediente incidentes por agredir y tener comportamientos violentos durante su estancia en la cárcel.

“Pero eso no es garantía de nada”, asegura un funcionario, que añade que “cualquier preso puede hacerlo en cualquier momento”, y por eso consideran inapropiado enseñarles técnicas de boxeo que les pueden servir para enfrentarse violentamente a otros reclusos y a los funcionarios encargados de su custodia.

Estso últimos explican que en cualquier cárcel son habituales las peleas entre presos, las extorsiones y los chantajes de unos sobre otros... Por ello, fomentar el aprendizaje de técnicas de lucha como el boxeo lo ven una mala idea.

El boxeo no rehabilita ni facilita la vida en libertad


“Además, se supone que los cursos que se dan en la cárcel son para rehabilitar a los presos, para que se formen para cuando salgan de la cárcel... Pues esto, un curso de boxeo, no facilita la vida en libertad”, critican desde el sindicato CSIF.

La queja de los funcionarios va más allá, ya que una de sus peticiones continuas es que la administración les forme mejor en materia de defensa personal, uso de medios coercitivos... que consideran imprescindibles como medida de autoprotección. “Es ilógico que la administración pública no dé una formación continuada a sus trabajadores en este asunto, ya que sólo al principio de nuestra formación se nos dan unas nociones, y sin embargo sí se fomente entre los presos”, lamentan funcionarios del centro penitenciario de Puig de les Basses.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·