Lunes 11/12/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Cataluña

Lo admite en su revista interna

ERC rechazó la candidatura única de Mas porque conseguía menos escaños que con listas separadas

Cataluña

Objetivo en las municipales: controlar los ayuntamientos más grandes para reforzar el proceso independentista antes del 27-S

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Los independentistas catalanes han fijado la fecha del 27 de septiembre para las elecciones al Parlamento autonómico a las que quieren dar carácter “plebiscitario” sobre la secesión. La decisión se tomó tras un pulso entre Convergència i Unió y Esquerra Republicana, que discrepaban de la estrategia.

Artur Mas y Oriol Junqueras se dan la mano. Artur Mas y Oriol Junqueras se dan la mano.

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, pretendía liderar una candidatura unitaria de todos los partidos y organizaciones partidarias de la independencia -al menos, que agrupara a Convergència y a ERC- para presentarse con ella a esos comicios plebiscitarios y, en caso de conseguir la mayoría absoluta, iniciar la separación de Cataluña del conjunto de España.

Sin embargo, Esquerra Republicana de Catalunya se resistía a unirse a Convergència en una lista única. El Confidencial Digital ya contó que Oriol Junqueras no quería ir de la mano de los nacionalistas para no verse “manchado” por los casos de corrupción que afectan a CiU, empezando por el asunto del ex presidente Jordi Pujol.

Finalmente, CiU y ERC, con el respaldo de la Asamblea Nacional Catalana, de Òmnium Cultural y de la Asociación de Municipios por la Independencia, llegaron al acuerdo de adelantar las elecciones al 27 de septiembre para tratar de conseguir una mayoría independentista en el Parlament -sin lista única- con la que iniciar el camino hacia la “desconexión” de Cataluña respecto de España, en palabras de Artur Mas.

Más votos y escaños con varias listas

El Confidencial Autonómico ha podido consultar la última edición de la revista de Esquerra Republicana de Catalunya, en la que el partido explica el acuerdo alcanzado con Mas y cómo se llegó a él tras una dura negociación.

En este boletín interno, ERC reconoce cuál fue el motivo principal que le hizo negarse a la propuesta de Artur Mas de concurrir en una única lista por la secesión: las encuestas.

“Todas las encuestas publicadas en los medios de comunicación apuntaban que la opción de las listas diversas -compartida también por la CUP- maximizaba el número de votos independentistas y superaba con creces los escaños que se obtendrían con la lista única propuesta por el presidente Mas”, asegura Esquerra en la revista que distribuye entre sus afiliados y militantes.

Sirve como ejemplo un estudio demoscópico publicado por El Periódico de Catalunya el 24 de noviembre de 2014. Según este sondeo, una candidatura conjunta de CiU y ERC conseguiría entre 58 y 60 escaños, mientras que por separado Convergència i Unió tendría entre 32 y 34 diputados, y Esquerra 31-33, por lo que sumarían entre 63 y 67 escaños, al borde de la mayoría absoluta de 68, presentándose por separado.

Finalmente se impuso la postura de los republicanos: “Diversas listas, agrupadas bajo un mismo paraguas, para ensanchar la mayoría social favorable a la independencia, sumando desde la diversidad ideológica”.

ERC también admite renuncias: “Si dependiera de Esquerra Republicana, las elecciones se celebrarían con las elecciones municipales del 24 de mayo. Pero la potestad de convocar las elecciones corresponde únicamente al presidente de la Generalitat que, finalmente, la fijó el 27 de septiembre. No es, pues, la fecha que querríamos, pero es el mejor acuerdo al cual se podía llegar”.

Independencia desde el 27-S

En esta revista el partido de Oriol Junqueras reafirma también su postura en otro de los puntos en los que difiera de Artur Mas. Desde CiU señalan que las elecciones plebiscitarias -si arrojan una mayoría soberanista- serán el punto de partida para comenzar el proceso a la independencia, que se ratificaría con un referéndum.

Sin embargo, ERC asegura que si los independentistas ganan las elecciones y son mayoría en el Parlament, empezarán a ejercer la independencia desde ese momento. Sólo sería necesario un referéndum para aprobar la constitución ese nuevo estado catalán, pero no para “ratificar la independencia”, que ya habrían conseguido de hecho el 27 de septiembre.

Mientras tanto, los republicanos proponen ir ya creando las “estructuras de Estado” para poder ejercer esa independencia “desde el primer minuto”. Y dan pistas de cuáles pretenden poner en marcha antes: “La Agencia Tributaria es una de las estructuras clave”, afirma la ‘número dos’ Marta Rovira, mientras que un miembro del Consejo Asesor para la Transición Nacional asegura en una entrevista de esta revista que la Hacienda propia, la Agencia Tributaria y la Seguridad Social han de ser pilares centrales del nuevo estado catalán.

Reforzar el proceso de liberación nacional”

Además de hacer referencia a las elecciones “plebiscitarias”, el boletín de Esquerra consultado por ECA también aborda los comicios municipales. Los republicanos se ponen como objetivo extender su presencia en los ayuntamientos catalanes, y sobre todo conseguir más concejales y más poder en los grandes municipios.

Pero el plan de Esquerra Republicana es doble: a través de esa mayor presencia en ayuntamientos, pretende controlar e influir en el mayor número posible de gobierno locales para “reforzar el proceso de liberación nacional”.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·