Domingo 22/10/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Cataluña

Los contrarios a la separación denuncian que no podrían pagarse

Informe de la Generalitat: las pensiones estarían mejor garantizadas en una Cataluña independiente

El departamento que dirige Oriol Junqueras argumenta que el proceso secesionista “abre oportunidades para crear un estado del bienestar más eficiente y sostenible”

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

¿Podría pagar las pensiones un estado catalán independiente? Es una de las cuestiones más debatidas en el proceso independentista, ya que los contrarios a la secesión alertan de que los pensionistas perderían parte de su prestación. El gobierno de Carles Puigdemont ha elaborado un informe con el que trata de despejar las dudas y la inquietud que este asunto pudiera provocar entre los catalanes.

Oriol Junqueras y Carles Puigdemont. Oriol Junqueras y Carles Puigdemont.

En los últimos años, distintas asociaciones antiindependentistas como Convivencia Cívica Catalana y Empresaris de Catalunya han difundido estudios e informes en los que se indica que una Cataluña independiente no podría pagar las pensiones.

Lo argumentan con el déficit entre las cotizaciones sociales que se recaudan en Cataluña y las pensiones que se pagan a los jubilados de esta comunidad: un déficit que cubre la caja común de la Seguridad Social con las aportaciones del conjunto de España.

Desde el independentismo, la Assemblea Nacional Catalana (ANC) ha contraatacado, tratando de convencer a los jubilados -y futuros jubilados- de que sus pensiones no bajarían en caso de independencia, y que ese déficit (por otra parte, compartido con el conjunto de España) se cubriría con impuestos y emisiones de deuda.

Salarios más altos en Cataluña

En este debate ha irrumpido la Generalitat de Cataluña. El Confidencial Autonómico ha podido consultar un informe de la Dirección General de Análisis Económico -dependiente del Departamento de Economía y Hacienda que dirige el vicepresidente Oriol Junqueras (ERC)-, en el que se analiza la situación de la Seguridad Social a raíz de los últimos datos aportados por el Banco de España y por la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal.

Desde el inicio de este estudio, el gobierno catalán asegura que “en el medio y el largo plazo, el proceso independentista abre oportunidades de cata a la creación de un estadio del bienestar más eficiente y sostenible”.

Los economistas de la Generalitat destacan que, según los cálculos efectuados para elaborar este informe, la tasa de sustitución de las pensiones en más baja en Cataluña que en el conjunto de España. La tasa de sustitución es el porcentaje del último sueldo que recibe un jubilado al cobrar su pensión.

En el caso de Cataluña, la Dirección General de Análisis Económico atribuye esta menor tasa de sustitución a que de media los salarios son mayores que en el conjunto de España, ya que también las pensiones medias son más elevadas. Y destaca que “una tasa de sustitución más reducida es un factor que ayuda a la sostenibilidad de un sistema de Seguridad Social catalán”.

Además, el gobierno de Carles Puigdemont resalta el hecho de que la tasa de ocupación -relación entre la población ocupada y el total de población en edad de trabajar- es mayor en Cataluña que en toda España, lo que redunda en mayores ingresos por cotizaciones sociales para el sistema de pensiones.

Quita importancia al déficit “en años de crisis”

El resumen que hacen desde la Dirección General de Análisis Económico de la Generalitat es que “el balance histórico es muy positivo en Cataluña” en lo que se refiere a pensiones: recauda más que la media, aunque también gasta más que la media. Según este estudio, esto explica en parte el superávit que tuvo la Seguridad Social española en los años previos a la crisis.

Aunque en los años de la crisis el saldo entre ingresos y gastos en pensiones en Cataluña “haya podido llegar a ser negativo algún año”, ha sido de una magnitud pequeña y precisamente explica ese gran descalabro que sufre el sistema en el conjunto del país.

De ahí que los economistas de la Generalitat concluyan que “cabe esperar que un sistema propio de Seguridad Social [es decir, en caso de independencia] tendría un balance mucho más positivo en Cataluña que en España”.

Lo argumentan porque los factores de ingresos son más favorables en Cataluña, porque hay más población trabajando y cotizando, y porque quienes trabajan lo hacen con mayores salarios que la media española.

Pero, además, la Generalitat justifica su optimismo en caso de independencia en que “la autonomía de la gestión permitiría, de un lado, modular de formar más cerca a la realidad catalana el sistema de financiación y las cotizaciones sociales de las prestaciones de jubilación, y por otra, las políticas de protección de las personas en paro y su relación con las políticas activas de ocupación”.

En conclusión, que “cabría espera que, en esta situación, las pensiones medias podría tener un recorrido al alza, dado que la tasa de sustitución actual es más baja que en España”.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·