Viernes 15/12/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Cataluña

La unidad se reforzó antes del verano

La Brigada de Información de la Policía sigue día a día el proceso independentista de Cataluña

Elabora diariamente dossieres que remite a los mandos del cuerpo con los movimientos de los partidos favorables a la secesión

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Los planes de la Generalitat y de la mayoría del Parlament para conseguir la independencia de Cataluña y crear un estado propio separado de España están siendo seguidos muy de cerca por las Fuerzas de Seguridad del Estado. Es el caso de la Policía Nacional, cuya Brigada de Información en Cataluña se está encargando de este asunto.

Independentistas siguen en una pantalla gigante la investidura de Puigdemont. Independentistas siguen en una pantalla gigante la investidura de Puigdemont.

Fuentes policiales consultadas por El Confidencial Autonómico revelan que la Brigada de Información con base en Barcelona, dependiente de la Jefatura Superior de Policía de Cataluña, está siguiendo día a día la evolución de la deriva independentista.

Los agentes destinados en esta unidad están trabajando en los últimos tiempos en informar a los mandos de la Policía y al Ministerio del Interior de los movimientos que se producen en Cataluña en relación con la hoja de ruta que Junts Pel Sí (Convergència y Esquerra Republicana) y la CUP han pactado para formar un estado catalán independiente en año y medio.

Los datos, muchos de ellos públicos pero otros más reservados, que los policías de la Brigada de Información de Barcelona consiguen se plasman en informes que en las últimas fechas son prácticamente diarios, según explican fuentes en contacto directo con esta unidad.

Hay que señalar que hace unos meses, a principios de noviembre, la Fiscalía de la Audiencia Nacional dictó una orden en la que solicitaba a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado que le informaran de todos los delitos que se pudieran cometer, como sedición, rebelión, prevaricación, desobediencia, usurpación de atribuciones y uso indebido de fondos públicos, como consecuencia de la negativa del Parlament y del gobierno catalán a aceptar la anulación de la resolución soberanista aprobada el 9 de noviembre.

Esa orden llegó a los mandos de la Policía Nacional, de la Guardia Civil y de los Mossos d’Esquadra.

El número de antidisturbios volvió a aumentar

Mientras los policías de la Brigada de Información hacen un trabajo más discreto, en Cataluña continúan “estacionados” varios centenares de agentes de las Unidades de Intervención Policial (UIP).

Tal y como contó El Confidencial Digital, hace unas semanas llegaron unos trescientos antidisturbios desde las bases de Valladolid, La Coruña, Granada y Madrid. Fuentes consultadas explican que antes de la Navidad había entre siete y ocho grupos (de 50 agentes cada uno), muchos se marcharon por las fiestas de Navidad y han vuelto por el fin de las vacaciones y también coincidiendo con la reactivación del proceso independentista.

Aunque muchos de ellos están “acantonados” en el municipio de Calella, cerca de Barcelona, otros están protegiendo edificios oficiales del Estado como la Delegación del Gobierno, la Jefatura Superior de Policía y el Banco de España: no sólo (y no tanto) por la tensión independentista, sino sobre todo por la amenaza yihadista que ha elevado el nivel de alerta antiterrorista al 4 en una escala de 5.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·