Miércoles 22/11/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Cataluña

Diferencias en la actuación de la policía autonómica

Insultos a los Mossos en la huelga en Cataluña: “No os merecéis la senyera que lleváis”

Radicales de Arran y de los Comités de Defensa de la República lanzaron gritos de “torturadores y asesinos” a los agentes que intervinieron para reestablecer la circulación en carreteras y estaciones

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Los independentistas que actuaron de piquetes en la huelga general en Cataluña del 8 de noviembre se centraron en bloquear carreteras y vías férreas para conseguir imágenes de atascos y caos. Frente a sus movilizaciones, los Mossos d’Esquadra actuaron de forma desigual, con pasividad en unos casos y con contundencia en otros.

Manifestantes insultan a los Mossos en la AP-7 a la altura de Cardedeu. Manifestantes insultan a los Mossos en la AP-7 a la altura de Cardedeu.

Al tratarse de una competencia de orden público, salvo el refuerzo de la Policía Nacional en puntos concretos como la estación del AVE en Gerona (donde no llegaron a intervenir) y en carreteras como el paso de La Junquera hacia Francia, la gestión de los incidentes en la huelga general de este miércoles le correspondió a los Mossos d’Esquadra.

Ya bajo el mando de Ferrán López, nombrado por el Ministerio del Interior, y con la tutela política del Gobierno de España, la policía autonómica tuvo una actuación desigual, aunque desde Interior se aseguró al finalizar la jornada que había sido “proporcionada”.

Lo cierto es que, tal y como contó El Confidencial Digital por la mañana del día de huelga, las distintas actuaciones y órdenes recibidas provocaron una auténtica “guerra civil” dentro de los Mossos: unas patrullas y unidades se limitaron a acudir a los cortes de carretera, pero no hicieron ni intentos de disolver a los piquetes que impedían el paso a los vehículos, mientras que en otros puntos hubo incluso antidisturbios de la Brimo (Brigada Móvil) que cargaron contra quienes ocupaban las vías y les retiraron de forma contundente.

Las imágenes de “complacencia” e incluso protección hacia los piquetes independentistas provocó críticas hacia los Mossos de los conductores y viajeros afectados, así como de los ciudadanos no secesionistas.

Pero El Confidencial Autonómico pudo recoger distintas muestras de rechazo de los independentistas contra los agentes autonómicos de Cataluña. Así ocurrió en lugares donde los Mossos sí actuaron para reestablecer la circulación de vehículos en la calzada o para despejar estaciones y vías ferroviarias.

Una de las carreteras que sufrió más cortes fue la AP-7, la autopista de peaje que atraviesa Cataluña de norte a sur. En un determinado punto junto a Cardedeu, en la provincia de Barcelona, una unidad de antidisturbios se desplegó, cargó para dispersar a quienes impedían el paso a los vehículos y se mantuvo para garantizar el tránsito.

Los independentistas allí congregados reaccionaron con enfado a la intervención de los Mossos d’Esquadra y empezaron a insultarles y atacarles en su “orgullo catalán”. Como se puede ver en este vídeo, les gritaban “¡No os merecéis la senyera que lleváis!”, es decir, que eran “indignos” de la cuatribarrada catalana del uniforme, por estar actuando contra una huelga que tenía como objetivo presionar para conseguir la independencia de Cataluña.




En el referéndum del 1 de octubre los independentistas que se movilizaron en los puntos de votación optaron por la estrategia de vitorear y adular a la policía catalana, para diferenciarla de Policía Nacional y Guardia Civil, a las que atacaron y resistieron con dureza.

Sin embargo, para el sector más radical del secesionismo no existe esa diferencia. “Los Mossos son también fuerzas de ocupación”, avisaban desde Arran, rama juvenil de la CUP de extrema izquierda independentista, que añadían como amenaza “ni olvido ni perdón”.

Y así se lo hicieron notar, por ejemplo, en la estación del AVE de Gerona. Cuando accedieron los Mossos a las vías que estaban ocupadas por manifestantes, fueron recibidos con gritos de “¡La policía tortura y asesina!”. Y es que aunque parte del independentismo trata de ganarse a los Mossos d’Esquadra con alabanzas, los radicales de extrema izquierda que llevan años enfrentándose con los antidisturbios de Brimo y ARRO en las calles de Cataluña consideran a la policía catalana especialmente “represora” y por eso no dejan pasar la oportunidad de increpar a sus agentes.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·