Lunes 16/07/2018. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Cataluña

Se utilizó por última vez en enero de 2017

Reaparecen plantas en las baldosas de las calles de Barcelona tras la retirada del glifosato

El ayuntamiento dejó de usar este químico desarrollado para eliminación de hierbas y de arbustos. Diversas asociaciones ecologistas habían pedido su erradicación por posibles efectos sobre la salud

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Barcelona retiró el glifosato a raíz de la aplicación de la medida de gobierno aprobada en el 2016 que establecía que a partir de enero del 2017 la capital catalana no aplicaría ningún herbicida químico a los espacios verdes y la vía pública municipales.

Plantas en las baldosas de las calles de Barcelona Plantas en las baldosas de las calles de Barcelona ECA

Tal y como ha podido saber El Confidencial Autonómico, este químico estaba comercializado principalmente por la empresa Monsanto. Esta compañía es conocida por ser la mayor multinacional de biotecnologia y agronegocio del planeta.

Para alcanzar el objetivo de eliminar el uso del glifosato y otros herbicidas tóxicos, el Ayuntamiento de Barcelona estableció un período máximo de transición de un año que finalizó el 31 de diciembre del 2016. Diversas asociaciones ecologistas habían pedido su erradicación por posibles efectos sobre la salud.

El plazo para dejar de utilizar totalmente el glifosato era el 1 de enero de 2017, aunque las acciones se desplegarán hasta 2020.

El Ayuntamiento de Barcelona apostó entonces por hacer una transición hacia una ciudad naturalizada aplicando jardinería ecológica gestionada públicamente con criterios de calidad y sostenibilidad, evitando las podas excesivas, el uso de especies no adaptadas al medio o con grandes necesidades hídricas y evitando uso de agrotóxicos.

En ese contexto, la medida de gobierno de la erradicación del glifosato se enmarcaba en los objetivos de hacer de Barcelona una ciudad más naturalizada.

Sin embargo ahora están volviendo a crecer plantas de  forma natural. Un hecho que no se sabe cómo afrontará el ayuntamiento de Barcelona.

Cabe destacar, que en Barcelona hay 49 especies distintas de mariposas. El gilfosato las mataba. Ahora que no se fumiga la ciudad con este químico esta especie aumentará. 

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·