Martes 24/10/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Cataluña

Los empresarios del cava no han detectado campañas en contra de las botellas procedentes de Cataluña. La crisis pasa de largo para el espumoso: su consumo se incrementa un 4% respecto a 2009

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Los españoles han consumido unos 36 millones de botellas de cava durante estas navidades, lo que supone un incremento de un 4% respecto al mismo periodo del año anterior. Los empresarios del sector no han detectado durante estas fiestas navideñas un descenso en las ventas ni campañas en contra del espumoso catalán. Según publica El Confidencial Digital, durante los nueve primeros meses de 2010 se vendieron un total de 147.956.423 botellas, lo que se traduce en un incremento del 9,96% respecto al mismo periodo del año pasado. Fuentes del Consejo Regulador del Cava han confirmado a ECD que en la campaña navideña de este año no han detectado campañas en contra del espumoso procedente de Cataluña ni un descenso en su demanda. Las ventas en el mercado interior ascendieron a 56.000.494 botellas (un 4,58% más que en 2009), mientras que en el mercado exterior se vendieron 91.955.929 botellas, un 13,51% más. El incremento más importante producido en el mercado exterior ha sido en Alemania, donde se vendieron 22.915.113 botellas hasta septiembre, lo que supone un aumento del 20%. El segundo país más consumidor de cava español es el Reino Unido, con un total de 19.633.372 botellas vendidas. Fuentes del sector consultadas por este confidencial destacan el incremento de las ventas producidas en Bélgica, donde se han vendido 14.258.327 botellas, un 41% más. Con esta subida, Bélgica alcanza la tercera posición, tradicionalmente de Estados Unidos, que se sitúa ahora en el cuarto lugar. La crisis económica ha pasado de largo para el consumo de cava. Los empresarios han realizado grandes esfuerzos para intentar desestacionalizar la demanda de esta bebida. De hecho, según fuentes empresariales, "si hace unos años, el periodo navideño representaba el 50% de las ventas anuales del cava, ahora es el 39%. El resto, se consume a lo largo de todo el año", comentan. La campaña para mantener estable el consumo de espumoso durante todo el año intenta transmitir a los consumidores que la copa de cava no hay que reservarla exclusivamente para los postres. "Es una bebida perfecta para el aperitivo y que puede acompañar durante toda la comida", añaden. En este sentido, recomiendan para los entrantes el cava brut o extra brut. Por su parte, las carnes sintonizan bien con el cava brut o seco de cierta crianza, y los postres y dulces pueden ir acompañados por un cava semi o dulce.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·