Domingo 19/11/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Cataluña

La patronal independentista calcula que Cataluña ganaría con la secesión 8.000 millones de euros

Cataluña

Aunque el Cercle Catalá de Negocis asegura que el coste de crear un nuevo estado sería de 4.000 millones, también destaca que desaparecía el déficit fiscal de 16.000 millones

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Las asociaciones favorables a la independencia de Cataluña ya preparan el día después de la segregación de España. Es el caso del Cercle Catalá de Negocis, una asociación empresarial partidaria de la secesión, que en un reciente informe ofrece una visión optimista sobre uno de los aspectos más polémicos que se esgrimen en este debate: cómo se financiaría un hipotético estado catalán independiente.

Sede del Cercle Catalá de Negocis en Barcelona. Sede del Cercle Catalá de Negocis en Barcelona.

En el conjunto de las patronales y organizaciones empresariales de Cataluña, el debate en torno al referéndum soberanista y a la independencia ha provocado numerosas tensiones y discusiones internas.

En ese contexto nació hace varios años el Cercle Catalá de Negocis, que apuesta expresamente por conseguir un estado catalán propio. Para contribuir a ello, en los últimos tiempos esta patronal independentista ha ido publicando varios informes económicos y jurídicos sobre lo que llaman el “expolio fiscal”, sobre las consecuencias que tendría la secesión de Cataluña del conjunto de España, pero sobre todo se ha centrado en lo que tendrían que hacer los catalanes desde el día que declararan la independencia.

8.000 millones de euros para deuda y servicios

El Confidencial Autonómico ha tenido acceso a un reciente informe elaborado por el Cercle Catalá de Negocis. El documento -que se puede consultar íntegro aquí- aborda uno de los aspectos que más controversia provoca entre los partidarios de la unión de Cataluña con el resto de España y los favorables a la ruptura: “Financiación de una Cataluña independiente”.

El estudio de la patronal inclinada hacia el independentismo se dedica a explicar los motivos por los que un estado catalán independiente sería perfectamente capaz de financiarse de forma normal en los mercados internacionales.

Su argumentación se basa en que, de ser independiente, Cataluña dejaría atrás los desequilibrios que arrastra: “Cataluña no es comprabale a cualquier PIGS (Portugal, Italia, Grecia, España), porque ellos han vivido durante muchos años por encima de su capacidad, mientras que Cataluña no puede financiarse porque España ha vivido por encima de su capacidad a costa del déficit fiscal catalán”.

Eso le lleva a afirmar que Cataluña tendría superávit fiscal al conseguir la independencia, y que se posicionaría como la séptima economía más rica de la Unión Europea, siendo por ello contribuyente neta de la UE.

A la hora de poder presentar una imagen de solvencia económica ante quienes tendrían que prestarle dinero y comprar su deuda soberana, la Cataluña que dibuja el informe del Cercle Catalá de Negocis contaría de entrada con una mejora, fruto como ya se ha dicho de soltar el lastre que, según dicen los independentistas, supone su integración en España.

“La independencia nos permitiría eliminar el déficit fiscal que de media se cuantifica en 16.000 millones de euros”, plantea esta asociación de empresarios. Si ese dato lo combinan con los 4.000 millones de euros que, según otro estudio, costaría crear las estructuras de un nuevo estado en Cataluña, e incluso se añaden boicots comerciales de lo que quedara de España tras la secesión, de pronto aparece una cifra muy positiva para los planteamientos independentistas: “Nos permitiría un saldo positivo de 8.000 millones para atender la deuda y mejorar el Estado del Bienestar”.

El BCE y el Banco Central de Cataluña

Además de destacar también las potencialidades de la industria exportadora y del consumo interno de Cataluña, el informe del Cercle Catalá de Negocis consultado por El Confidencial Autonómico también aborda otros aspectos financieros.

Por ejemplo, no tiene dudas al asegurar que la prima de riesgo catalana se situaría en niveles de países como Dinamarca, Bélgica u Holanda, entre los 130 y los 180 punto. Incluso llega a apuntar, citando a analistas, que los bonos catalanes tendría una calificación internacional -las famosas “notas” que otorgan las agencias de calificación como Moody's, Fitch y Standard&Poor's- de “excelente”, al tener un ratio de deuda/PIB del 70%, menos que España y que la media de la UE.

A todos estos parámetros que el Cercle Catalá presenta de forma tan optimista se une el conflictivo asunto de la pertenencia a la Unión Europea y también de la posibilidad o no de seguir bajo el paraguas del euro y del Banco Central Europeo. Por supuesto, como otros estudios independentistas, asegura que de una forma o de otra Cataluña seguiría formando parte de la UE.

Pero además concluye que, aunque al principio no fuera miembro de pleno derecho y con capacidad decisoria, una Cataluña independiente podría seguir recurriendo con sus bancos a las inyecciones de liquidez que el BCE utiliza desde hace tiempo con las entidades financieras europeas.

Eso sí, apunta la necesidad de crear un nuevo organismo “de Estado”: un Banco Central de Cataluña que se dedicara a implementar las medidas del BCE (o a diseñar una política monetaria propia, en el caso de ser excluida de la UE) y también a supervisar la actividad de los bancos, empezando por CaixaBank y Banco Sabadell.

La conclusión de esta informe financiero sobre un hipotético estado catalán es clara: Cataluña ofrece solvencia, seguridad y garantía suficientes para recibir créditos. “El único criterio que nos falta para obtener la financiación necesaria para los días posteriores a la declaración de independencia es ser una entidad jurídica de derecho”, sentencia el Cercle Catalá de Negocis.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·