Sábado 25/11/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Cataluña

“Me he quedado con tu cara”, “sabemos dónde vives”: amenazas al primer catalán que denunció la cesión del padrón para la consulta independentista

Cataluña

Alejandro Rusiñol ya ha sido consultado por otros ciudadanos que también se plantean llevar a los tribunales a sus ayuntamientos

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La primera denuncia judicial contra la cesión del padrón municipal ha supuesto la suspensión cautelar del acuerdo que adoptó el pleno del ayuntamiento de Cabrils (Barcelona). Este obstáculo a la creación de un censo para la consulta soberanista ha sido impulsado por un vecino de esa localidad, que ya ha empezado a recibir amenazas de independentistas radicales.

Fachada del ayuntamiento de Cabrils. Fachada del ayuntamiento de Cabrils.

El martes 8 de abril por la tarde se conoció un auto dictado por la juez titular del juzgado contencioso-administrativo número 2 de Barcelona por el que levantaba la suspensión cautelar dictada días antes contra la moción del consistorio de Cabrils.

Por tanto, por ahora no se anula la cesión de los datos del padrón: sólo se mantiene la suspensión sobre los datos del demandante, Alejandro Rusiñol. Esta decisión no es definitiva, ya que sólo se ha revocado una decisión cautelar y el proceso sigue adelante.

La decisión se ha conocido dos días después de la vista en la que declararon las partes y en la que el fiscal se posicionó de forma clara por aceptar la reclamación del vecino de Cabrils.

Insultos y amenazas en las redes sociales

La decisión de iniciar este proceso judicial está teniendo consecuencias para Alejandro Rusiñol. Él mismo ha confirmado a El Confidencial Autonómico que desde que se difundió que había llevado a los tribunales la decisión de ceder el padrón para celebrar la consulta independentista está recibiendo amenazas.

“Los insultos, que también he recibido, me dan igual. Pero muchos mensajes son amenazas”, explica este vecino de Cabrils, que añade que esas amenazas le han llegado por correo electrónico y a través de sus cuentas de Facebook y Twitter.

La mayoría están escritas en catalán, y son mensajes del tipo “me he quedado con tu carita... ten cuidado con las piernas”, o “sabemos dónde vives en Cabrils”. Rusiñol asegura que él está muy tranquilo a pesar de todos los insultos y amenazas que está recibiendo de radicales independentistas: “No tengo miedo”.

Otros catalanes sopesan imitarlo

Pero no sólo mensajes negativos son los que ha recibido Alejandro Rusiñol. Según revela a ECA, en los últimos días se han puesto en contacto con él varios catalanes, que residen en distintas localidades, para interesarse por cómo ha llevado a cabo la denuncia contra su ayuntamiento.

Se trata de ciudadanos que también se oponen a la cesión de sus datos del padrón y que están sopesando la posibilidad de pleitear contra el consistorio de su municipio si éste aprueba también la entrega del padrón a la Generalitat para organizar la consulta de autodeterminación.

Rusiñol se muestra dispuesto a ayudar a cualquier catalán que quiera interponer una demanda similar a la suya para defender sus derechos fundamentales, algo que según él “no se pueden votar en un ayuntamiento, corresponde a las Cortes con una ley orgánica”.

A la espera de una decisión definitiva del juzgado contencioso-administrativo número dos de Barcelona, Alejandro Rusiñol augura una larga batalla legal sobre el asunto: “Yo creo que recurriré si no se declara el acuerdo nulo de pleno derecho; y ellos seguro que también si se anula la moción”.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·