Jueves 26/04/2018. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Ceuta y Melilla

Con la organización de varias jornadas

Andalucía, Ceuta y Melilla se vuelcan por poner medidas para mejorar la vida y educación de los ‘MENA’

En Cádiz se han organizado jornada psicológicas sobre estos menores y la UNED ha abierto un centro para investigar y actuar sobre ellos

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La situación de los MENA se está volviendo un problema en Ceuta y Melilla. Ambas comunidades hacen lo posible por solventar el estado de estos menores inmigrantes. Por ello, Andalucía se está volcando por abarcar las necesidades emocionales de los MENA y las malas condiciones en las que llegan a nuestro país y para ello organizaron en Cádiz una jornada de psicología y cooperación. La UNED ha abierto en Melilla un centro para actuar e investigar sobre estos menores.

Un grupo de 'MENA' en Melilla Un grupo de 'MENA' en Melilla

El problema de los Menores de Edad No Acompañados es algo que atañe a todos los países de la costa mediterránea. Cádiz recogió unos días la III Jornada de Psicología y Cooperación sobre Menores Extranjeros No acompañados y Trata con fines de explotación sexual. Fue organizado por el Colegio Oficial de Psicología de Andalucía Occidental con el objetivo de abarcar las necesidades emocionales que tienen los MENA o las malas condiciones en las que llegan a España, entre otras cosas.

El Decanato del Colegio apuesta por la cooperación y proyectos de ayuda, tanto con el conocimiento que se pueda aportar de los profesionales de la psicología como con subvenciones económicas. Cuenta, además, que los MENA llegan muy afectados psicológicamente y en muy malas condiciones, la mayoría precarias, y cada día el problema es con estos menores va en aumento.

El Defensor del Pueblo Andaluz, Jesús Maeztu, destacó que “a los menores que llegan de un territorio les sobra el apellido de emigrantes, extranjeros o refugiados. Simplemente son menores y como tal hay que tratarles y protegerles siempre, y no sólo hasta que cumplan los 18 años  y de un día para otro se conviertan en adultos”. También se abogó porque no haya adultos en los Centros de Menores ni menores en los CIE.

Asimismo, se debatió sobre el trabajo que se está realizando sobre el protocolo sanitario para la prevención de casos de trata entre los MENA, además de abordar el trabajo en los Centros de Protección de Menores de la Junta.

La UNED también actúa ante los MENA

Cuando los MENA llegan a la península, se trasladan a las zonas donde consideran que van a estar más arropados por chicos de su entorno. El consejero de Bienestar Social anunció el mes pasado la creación del Centro Europeo para la Investigación y Acción con Migrantes Menores, un órgano que comenzará a funcionar este año en colaboración con la UNED y que servirá para analizar los movimientos migratorios en la costa mediterránea y decidir así medidas de base en la atención a estos adolescentes.

El centro de la UNED, por su parte, acoge desde el martes un seminario internacional sobre Menores Extranjeros No Acompañados (MENA), en el cual participan expertos de diferentes materias, pero todos especializados en el trato con menores. En este sentido, la directora del Seminario, Sagrario Segado, ha explicado que estas jornadas se caracterizan por ser de carácter internacional, por tener una condición multidisciplinar y por organizarse en Melilla, una ciudad que, ha dicho, es interesante para abordar estas cuestiones por la situación geográfica.

Del mismo modo, ha subrayado que el problema de los MENA es algo que atañe a todos los países de la costa mediterránea.

Por su parte, Hermes de la Osa, director del Centro de Primera Acogida ‘Hortaleza’, ha resaltado la dificultad para lograr que los MENA se mantengan en los centros de acogida y ha subrayado que “no existen fórmulas mágicas” para que estos jóvenes no salgan a la calle. Por este motivo ha explicado que es necesario poner en marcha medidas para que los chicos “estén mejor en el centro que en la calle”.

Asimismo, ha recalcado que los menores que viven en las calles tienen un “proyecto vital muy deteriorado” y que, los MENA que llegan a la península, se trasladan a las zonas donde consideran van a estar más arropados por chicos de su entorno. 

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·