Lunes 23/10/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Ceuta y Melilla

Interior gasta 221.959 euros en tres torretas de vigilancia para proteger la frontera de Melilla de avalanchas de inmigrantes

Ceuta y Melilla

Las obras durarán cuatro meses; en las garitas se instalarán cámaras térmicas para frenar la “oleada de asaltos masivos”

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Las avalanchas de personas que tratan de entrar ilegalmente en Ceuta y Melilla se han disparado en las últimas semanas. Para tratar de frenar los saltos a las vallas fronterizas, el Ministerio del Interior va a reforzar la vigilancia fronteriza con la construcción de tres nuevas torretas-garitas en las que la Guardia Civil instalará cámaras térmicas.

Diseño de las torretas de vigilancia, y perímetro vallado de la frontera de Melilla. Diseño de las torretas de vigilancia, y perímetro vallado de la frontera de Melilla.

La presión migratoria contra las ciudades de Ceuta y Melilla ha vuelto a la actualidad en las últimas semanas con la muerte de quince personas en la playa del Tarajal y con los periódicos intentos de salto a las vallas fronterizas, que en ocasiones terminan con varios centenares de inmigrantes dentro del territorio español.

Para tratar de frenar esta oleada continua, el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, anunció en su visita a las fronteras de España con Marruecos varias medidas para reforzar el control: la colocación (de nuevo) de una malla antitrepa en el vallado interior y exterior, la eliminación de los flejes en las vallas (que están sirviendo a los inmigrantes para ayudarse a saltar) y la construcción de nuevas torretas de vigilancia.

Deberán construirlas en cuatro meses

El Confidencial Autonómico ha podido acceder a los pliegos de la licitación que el Ministerio del Interior puso en marcha por el procedimiento de urgencia para construir esas torretas de vigilancia.

Serán tres las torretas-garitas que Interior instalará en el perímetro fronterizo de Melilla por un importe de 221.959,42 euros. Las empresas que quieran optar a este contrato de urgencia tendrán hasta el 21 de abril para presentar sus ofertas; el 13 de mayo se anunciará el nombre de la adjudicataria.

A partir de entonces, el Ministerio fija en las condiciones de la licitación un plazo para levantar las nuevas torretas: cuatro meses a contar desde la firma del acta del contrato.

Respuesta a las avalanchas de las últimas semanas

De acuerdo con la documentación consultada por ECA, la construcción de estas tres torretas “responden a la necesidad, transmitida por la Subdirección General de Apoyo de la Dirección General de la Guardia Civil, de mejorar y reforzar la capacidad de vigilancia adelantada del Perímetro Fronterizo de Melilla, ante la oleada de asaltos masivos que se están registrando”.

Actualmente ya existen 23 torretas-garitas de vigilancia, con alturas diferentes, a lo largo de la valla que separa España de Marruecos. Dos de las nuevas torretas sustituirán a otras ya existentes que tienen menor altura que las nuevas.

Las nuevas instalaciones de ladrillo y carpintería de aluminio, que tendrán una garita a nueve metros de altura, estarán situadas junto al Faro del Puerto de Melilla (para detectar entradas por mar), en la carretera de acceso a los Cortados de Aguadú (una zona rocosa junto a la playa del norte de la ciudad), y en otro punto del perímetro fronterizo, cercano al paso de Beni Ezar (en el sur).

Tres nuevas cámaras térmicas

Sobre bases de hormigón, se levantarán estas estructuras metálicas con escaleras para acceder a las cabinas desde las que los agentes de la Guardia Civil vigilarán los movimientos de los inmigrantes que se acercan a la valla para saltarla.

La cabinas -que estarán equipadas con sistemas de línea telefónica para comunicarse con la Comandancia de la Guardia Civil y con climatizadores- serán acristaladas y mimetizadas con el entorno en el que se van a construir.

Encima de esas cabinas, a una altura de 12 metros, es donde se colocarán las tres cámaras térmicas fijas -que la Guardia Civil también tiene que adquirir- que tienen como objeto detectar a distancia a los inmigrantes que se acercan al perímetro fronterizo para así poder reaccionar a tiempo para repeler la avalancha de personas que escala el vallado.

Estos dispositivos permiten detectar personas incluso de noche o cuando (como en un reciente asalto de más de 500 inmigrantes) se extiende una espesa niebla en Melilla que dificulta la visión normal de los agentes de la Guardia Civil que custodian la frontera.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·