Viernes 23/02/2018. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Ceuta y Melilla

En el juicio por la tragedia de El Trarajal

Los guardias civiles imputados por la muerte de 15 inmigrantes en Ceuta se enfrentan por la estrategia de defensa

Ceuta y Melilla

Cada uno lleva un idea diferente: el capitán y el sargento señalarán a sus subordinados y los guardias alegan que recibieron órdenes

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Desde que se conoció la imputación de guardias civiles por la muerte de 15 inmigrantes en la playa de El Tarajal, el ministerio del Interior y la Dirección General del Cuerpo trataron por todos los medios que todos tuvieran un mismo abogado. El objetivo es evitar lo que ahora está pasando: cada uno lleva una estrategia de defensa diferente.

Guardias civiles en la Playa de El Tarajal. Guardias civiles en la Playa de El Tarajal.

El pasado 11 de febrero, la titular del Juzgado de Instrucción Número 6 de Ceuta imputó a dieciséis guardias por los sucesos del Tarajal. Todos ellos están siendo llamados ya a declarar, aunque la jueza ha centrado la investigación del caso en el capitán, el sargento, y cuatro guardias, presentes en la playa ceutí el 6 de febrero de 2014.

A todos ellos, tal y como se adelantó en estas páginas, la Dirección General de la Guardia Civil ofreció los servicios de un abogado del Estado. No obstante, los agentes rechazaron esa posibilidad, ya que temían ser ellos culpados para “dejar sin responsabilidad a las instituciones públicas”.

Pues bien. Según ha podido saber El Confidencial Digital, esa postura de los guardias ha provocado que no haya una estrategia de defensa unitaria, ya que “cada uno se ha buscado un abogado distinto y va a hacer la guerra por su cuenta”.

Se culparán unos a otros”

La toma de declaraciones en el juzgado comenzó el pasado 3 de marzo. La comenzó el capitán imputado, asegurando que “se cumplieron los protocolos” y que “se informó a quien estaba al mando”. Además, afirmó que el uso de pelotas de goma no tenía como objetivo, en ningún caso, “impactar contra las personas, sino disuadirles en su avance”.

Posteriormente han sido llamados a declarar el sargento y los guardias imputados, cuyas declaraciones no han trascendido públicamente.

Sin embargo, ECD ha podido conocer, de personas cercanas a la defensa de un guardia, que “el capitán y el sargento señalan a sus subordinados como los culpables de que las pelotas impactaran en los inmigrantes, ya que aseguran no haber dado esa orden de disparar contra ellos”.

Los guardias que llevaban el dispositivo para lanzar las pelotas, los llamados “bocacheros”, se defienden asegurando que, si dispararon contra los inmigrantes, fue porque “así se lo ordenaron sus superiores”.

Esa guerra, que ya se ha iniciado, continuará en las próximas sesiones: “Todo empezó con buenas palabras. Pero según avanza el juicio las declaraciones de unos y otros chocan más y finalmente se culparán unos a otros”.

El enfrentamiento entre los imputados preocupa en Interior, donde temían que esto pasara. Ahora, aseguran desde el ministerio, “será la jueza quien tenga que determinar si existen o no culpables”.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·