Viernes 20/10/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Comunidad Valenciana

La oferta de Fabra a los socialistas para aliarse en 2015 levanta un aluvión de críticas en el PP valenciano

Comunidad Valenciana

Dirigentes populares lamentan que el presidente de la Generalitat reconozca así que las encuestas favorecen al tripartito de izquierda

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Cuando falta un año para las elecciones autonómicas, los sondeos que auguran una pérdida de la mayoría absoluta del PP en la Comunidad Valenciana está provocando continuos movimientos entre los partidos para buscar posibles aliados en 2015. El más sorprendente ha sido el ofrecimiento que hizo recientemente Alberto Fabra para pactar con los socialistas de Ximo Puig.

Alberto Fabra y Ximo Puig, en una reunión en el Palau de la Generalitat Valenciana. Alberto Fabra y Ximo Puig, en una reunión en el Palau de la Generalitat Valenciana.

El presidente de la Generalitat Valenciana y del PP de la Comunidad se reunió hace días con un grupo de empresarios valencianos en la Fundación Conexus. Allí, en vez de mostrar confianza en que los populares seguirán gobernando, aludió a un gobierno con los socialistas como alternativa al tripartito de izquierdas PSPV-Compromís-Esquerra Unida.

Esta propuesta no ha sentado bien a muchos dirigentes de su partido. Un destacado líder de los populares valencianos asegura a El Confidencial Autonómico que “fue un grave error por parte de Fabra aludir a un posible pacto de gobierno en la Comunidad Valenciana con el PSPV, cuando estamos a las puertas de las elecciones al Parlamento Europeo y movilizando a nuestras bases para dar la vuelta a las encuestas”.

Reconoce que las encuestas favorecen a la oposición

Otro dirigente del PP valenciano ataca la oferta de Fabra porque “cuando llevamos cinco legislaturas gobernando y sólo hubo una (la primera, tras las elecciones de 1995, en que pactó con Unió Valenciana) sin mayoría absoluta está fuera de lugar ofrecer un pacto en 2015 a los socialistas”.

Además, lamenta que esta alusión del presidente valenciano a una “gran coalición” con los socialistas llegue a los pocos días de que Fabra se reivindicara ante Rajoy -en la Intermunicipal del Partido Popular celebrada en Valencia- por los 150.000 militantes populares en la Comunidad Valenciana: “Es un tremendo error estratégico tender la mano al PSPV, pues viene a ser un reconocimiento explícito de las encuestas actuales a favor del tripartito”.

De hecho, fuentes populares consultadas por ECA aseguran que adelantar un posible pacto con el principal partido de la oposición disminuye la confianza de los votantes, muchos de ellos desalentados y a los que el PP espera movilizar de nuevo: “La oferta de Fabra es contraproducente respecto al mensaje de que confiamos en dar la vuelta a las encuestas y seguir gobernando”.

Empresarios escépticos ante un tripartito

La mano tendida a los socialistas que dejó Fabra en ese acto con empresarios tiene mucho que ver con el hecho de que un posible tripartito de izquierdas levanta suspicacias en no pocos sectores empresariales y sociales, como reconoce en privado hasta el secretario general y candidato del PSPV a la Generalitat, Ximo Puig.

Los recelos hacia un posible tripartito, por parte de los empresarios, “existen, y lo hemos manifestado a Fabra y a Puig, porque ahora necesitamos estabilidad en el gobierno que facilite la recuperación económica de la Comunidad Valenciana, reinventando el sector industrial, consolidando la mejora de las exportaciones y la notable recuperación experimentada en el turismo”, señala a El Confidencial Autonómico un empresario que estuvo presente en el encuentro con Alberto Fabra.

Otro empresario asegura que “la postura de Esquerra Unida de apoyo a la independencia de Cataluña, o también la de Compromís, puede generar en la Comunidad Valenciana incertidumbre empresarial, como está sucediendo en Cataluña, o echar por tierra inversiones extranjeras ante el previsible radicalismo político del tripartito”.

Los empresarios valencianos ven imprescindible, para la recuperación económica de la Comunidad Valenciana, “una relación fluida con el Gobierno central y con Bruselas, y las reiteradas manifestaciones de líderes del posible tripartito no la favorecerían”.

“Si la Comunidad Valenciana ha sido relegada en cuestiones como el trasvase del agua, el trazado del AVE o el Corredor Mediterráneo –apunta un industrial-, en no pocas ocasiones por presiones de partidos políticos catalanes, tenemos unos temores más que razonables por una Comunidad Valenciana mirando a tierras catalanas o supeditándose a sus reivindicaciones, por no hablar de los Països Catalans, que engloban tierras valencianas”.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·