Viernes 24/11/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Comunidad Valenciana

La enigmática Asociación contra la Corrupción en la Comunidad Valenciana se querella contra Alberto Fabra y Serafín Castellano en medio del ‘caso Blasco’

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Alberto Fabra y Serafín Castellano, los dos hombres que forzaron la salida de Rafael Blasco del PP, se han encontrado con dos querellas de la llamada Asociación contra la Corrupción de la Comunidad Valenciana. La sociedad, creada el pasado mes de abril, les acusa de "malversación" y de "adjudicaciones irregulares".

La Asociación contra la Corrupción en la Comunidad Valenciana presidida por el empresario Enrique Soriano, se constituyó como un grupo abogados, arquitectos, empresarios “e incluso algún parado” que quieren contribuir a purificar la política. Anunciaron que, conforme avancen las semanas o meses, habrá “sorpresas” de entidad que podrían llegar incluso a hacer dimitir al propio Alberto Fabra.

Pues bien, según ha sabido El Confidencial Autonómico, la asociación ha denunciado a Alberto Fabra, Presidente de la Generalitat, ante la Fiscalía Anticorrupción, por “malversación de caudales públicos y falsedad documental”, por la contratación de 2 auxiliares administrativos en el Ayuntamiento de Castellón el año 2011 cuando era alcalde.

También denuncian al entonces vicealcalde Alfonso Bataller, actual alcalde de Castellón, por los mismos hechos. La denuncia alega que esas personas trabajaban para el PP y estaban en la nómina del Ayuntamiento.

Otra querella contra Serafín Castellano

La querella contra Serafín Castellano, conseller de Gobernación y Justicia y secretario general del PPCV, fue hace unas semanas: fue la primera denuncia de la misteriosa Asociación, en lo que parecía un “aviso”, y parece que lo ha sido, porque el siguiente denunciado por la Asociación ha sido el presidente del PPCV y de la Generalitat.

Acusan a Serafín Castellano de adjudicaciones irregulares y contratación “masiva” de allegados y amigos en diferentes organismos públicos de la Comunidad Valenciana desde el año 2000.

La Asociación niega que Blasco esté detrás de sus acciones

Mientras desde la cúpula del PPCV no se admiten las “casualidades” en el tiempo, Enrique Soriano, presidente de la Asociación y único rostro de esta entidad hasta la fecha, niega que Rafael Blasco esté detrás de sus acciones. Es más: dice que no conoce a Blasco y que incluso se querellarían contra Blasco si les llegara documentación que probara su corrupción.

Por su parte, Enrique Soriano califique como “simples conjeturas” la relación entre las dos denuncias contra Fabra y Castellano y la expulsión de Blasco del PP. Tras estas declaraciones ante los micrófonos de Radio Castellón, los rumores se han incrementado, porque si no hay relación con Blasco lo que procede es negarla, pero no alimentar las sospechas hablando de que son “conjeturas”.

Según han manifestado a El Confidencial Autonómico algunas fuentes “populares”, la sospecha va en aumento, y parece “de libro” que se trata de una “venganza” política, que casi se esperaba.

Una de las empresas de Soriano, en el punto de mira

Según las fuentes consultadas, el domicilio de una de las empresas del presidente de la Asociación coincide con el que tuvo una firma que organizó actos para administraciones del PP. Los datos mercantiles y el “rastro” no dejan lugar a dudas.

Desde el Consell arropan totalmente a Alberto Fabra, y piensan que es una venganza por su política de acabar con la corrupción política en el PP.

En la opinión pública la pregunta es unánime: “¿por qué no se dan a conocer más nombres de la recién nacida Asociación contra la Corrupción, aunque todos den por hecho que no saldrán nunca los impulsores reales?”

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·