Sábado 21/07/2018. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Comunidad Valenciana

La petición de Compromís de retirar los crucifijos del Hospital Provincial de Castellón choca con la oposición de los trabajadores

Comunidad Valenciana

Un portavoz de la coalición de izquierdas exigió a la Generalitat Valenciana que quitara todos los símbolos religiosos de los centros sanitarios públicos

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La petición la lanzó Carles Mulet, coportavoz de Compromís: la presencia de crucifijos en el Hospital Provincial de Castellón “puede molestar a creyentes y practicantes de otras religiones” y ataca a la confesionalidad del Estado, por lo que lo más apropiado sería retirarlos. La propuesta de Mulet no ha sido acogida con agrado por los médicos, enfermeros y demás empleados del hospital.

Hospital Provincial de Castellón. Hospital Provincial de Castellón.

El dirigente de Compromís aseguró que las cruces que cuelgan en algunas dependencias del hospital “invaden un ámbito público” y suponen retrotraerse “a tiempos del nacionalcatolicismo”.

Además, Mulet anunció que la diputada autonómica de su coalición, Mónica Oltra -que justo ayer fue expulsada temporalmente de Les Corts-, ultima iniciativas parlamentarias para que se retiren los crucifijos de todos los hospitales públicos valencianos.

Según ha podido saber El Confidencial Autonómico, la petición de Compromís al gobierno valenciano ha sido duramente rechazada por los trabajadores del Hospital Provincial de Castellón.

Como afirma uno de los médicos del hospital, “no me consta que ningún paciente se haya sentido molesto por la presencia de crucifijos en las habitaciones, ni me consta que se hayan quejado a enfermeras o médicos”. Además, “la petición de Compromís está alejada de la realidad y no responde al sentir mayoritario”, afirma otro empleado del hospital.

Anticlericalismo trasnochado”

El Hospital Provincial tiene crucifijos en las habitaciones, y también cuenta con una iglesia que atiende un capellán. Además hay media docena de religiosas –de las Hermanas de la Consolación-, que realizan su servicio con el reconocimiento y gratitud de trabajadores y pacientes. “Puede que también se planteen en Compromís la labor de las monjas, y eso es innegociable”, asegura Amalio Palacios, representante de Comisiones Obreras en el Hospital, donde es el sindicato mayoritario.

“No es Compromís quien debe opinar – señala un enfermero- sino los trabajadores y enfermos, y desde luego no pienso que Compromís se atreviera a adoptar esa medida ni a consultarnos, porque la respuesta sería contraria a su petición: que se atrevan a comprobar la realidad”. Otro facultativo critica con dureza la propuesta de la coalición: “A mí me suena a anticlericalismo trasnochado y agresivo”.

Un hospital con 800 años de historia

El Hospital Provincial procede de la herencia de un castellonense, Guillermo de Trullols, en 1394. Al comienzo el hospital llevó su nombre, y hoy se denomina Consorcio Hospitalario Hospital Provincial de Castellón, del que son propietarias la Diputación de Castellón y la Generalitat Valenciana.

Además de ser un hospital muy apreciado por su historia, desde hace unos años ha destacado por su prestigio creciente en áreas como la oncología, la oftalmología o la psiquiatría.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·