Martes 23/01/2018. Actualizado 11:21h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Comunidad Valenciana

El Bloc propone presentarse en solitario

Compromís se plantea romper con Podemos y no repetir coalición en 2019

Mónica Oltra y Baldoví se han cansado de los desplantes de Pablo Iglesias en el Congreso. El último, su negativa a participar en la Comisión Territorial

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Compromís empieza a cansarse de Podemos. Las constantes diferencias de criterio entre ambas formaciones en el Congreso de los Diputados, y las distancias que parece haber marcado Pablo Iglesias con Mónica Oltra y Joan Baldoví no han pasado desapercibidas para los responsables de la coalición, que apuestan por una “ruptura” de cara a las próximas elecciones generales.

Mónica Oltra, Pablo Iglesias y Joan Baldoví. Mónica Oltra, Pablo Iglesias y Joan Baldoví.

Según ha sabido El Confidencial Digital, la ejecutiva de Compromís, con Mónica Oltra a la cabeza, y también los diputados nacionales del partido en el Congreso, empiezan a asimilar que la relación de colaboración con Podemos no puede durar una legislatura más. La acitud de Iglesias, y también la opinión mayoritaria de las corrientes internas, están siendo claves en la adopción de esta postura.

Discrepancias continuas en Madrid

Si Compromís se está planteando de verdad no revalidar en 2019 el pacto electoral que sellaron con Podemos para las generales de 2015 es, en buena medida, por “las decisiones” de la formación morada” y las discrepancias continuas que ambos partidos han protagonizado en el Congreso de los Diputados en apenas unos meses.

Tuvieron mucha repercusión mediática las dudas del partido valenciano para apoyar la moción de censura presentada por Podemos en junio, o el voto en contra al Cupo Vasco, en contraste con el sí de la formación morada. No obstante, señalan las fuentes consultadas, ha habido otro desencuentro más reciente, que ha supuesto para muchos “la puntilla” a una relación deteriorada.

Ese último choque se produjo hace apenas unas semanas, cuando el PSOE impulsó la creación de la Comisión Territorial para estudiar una reforma de la Constitución. Compromís no dudó en formar parte de este nuevo organismo, pero Podemos lo rechazó de plano al considerar que no valía para nada.

Esta decisión de Iglesias ha sido intepretada por Compromís como una confirmación más de que Podemos no busca el entendimiento entre los partidos de izquierda, sino imponerse al resto. Una actitud que no ha gustado nada al partido valenciano en los dos últimos años.

El Bloc apuesta por una candidatura propia

A estos desencuentros hay que añadirle el hecho de que un sector mayoritario de la coalición valenciana apuesta con una candidatura propia, no pactada con Podemos, para las elecciones generales de 2019.

El Bloc, que representa al sector mayoritario dentro Compromís, no tiene dudas al respecto: apuesta por repetir en esos comicios el mismo modelo que aplicó el partido en las autonómicas de la Comunidad Valenciana; un proyecto diferente al de Podemos para pactar después de la cita con las urnas.

Ese modelo, de hecho, fue el que facilitó la presidencia de la Generalitat al socialista Ximo Puig. Compromís, en esa ocasión, fue quien convenció a Podemos para investir un candidato del PSOE.

En la investidura fallida de Pedro Sánchez, los valencianos trataron hasta el último momento lograr un acuerdo, pero Iglesias se negó en rotundo. Desde ese momento, los desencuentros entre ambos partidos no han parado de reproducirse.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·